Aunque pueda parecerte todo lo contrario, un buen monitor es muy necesario cuando realizamos tareas profesionales de edición de vídeo, o incluso cuando intentas elevar tu experiencia gaming. En otras palabras, la resolución total del panel, la reproducción y la fidelidad del color pasan a ser esenciales.

El LG 32UD59 puede hacerlo todo bien, y a un precio irresistible

También conviene que tengas en cuenta la tasa de refresco de la pantalla y la rapidez de respuesta a la hora de escoger un monitor para jugar, así como verificar la inclusión de características como FreeSync y Nvidia G-Sync si el panel corre a 60 Hz. Y cómo no, cuantas más opciones de conectividad tenga un producto para uso multimedia, mejor, ya que podrás usarlo con un mayor número de periféricos sacándole un mayor provecho.

Editar, jugar, reproducción multimedia; el LG 32UD59 puede con todo.

Un monitor para todos los gustos

El LG 32UD59 es un monitor con un precio bastante contenido (alrededor de los 400 euros) y su gran calidad para visualizar y crear contenido multimedia lo convierten en el compañero ideal para tu escritorio. Yo llevo usándolo día a día para realizar tareas a nivel profesional, desde escribir borradores de vídeo hasta editar vídeo, foto y música. Realizar estas tres últimas tareas es muy fácil al contar con una pantalla grande de 32 pulgadas con una resolución 4K y con perfiles de color muy bien calibrados (95% en el perfil DCI-P3).

Monitor LG 32UD59
Dimensiones 72,9 x 23,62 x 45,72 centímetros
Peso 7,12 kg
Tamaño de pantalla 32"
Tipo de panel VA
Resolución 4K (3.840 x 2.160)
Tasa de refresco 60 Hz
Brillo 300 nits
HDR No
Relación de aspecto 16:9
Tiempo de respuesta 4 ms
Contraste 3000:1
Profundidad de color 10bit (8bit + A-FRC)
Conexiones 2 HDMI 2.0 y 1 DP 1.2 (con HDCP 2.2)
Otros FreeSync incluido
Precio oficial 599 euros
Precio oferta 399 euros

El tamaño de pantalla ideal

Acostumbrado a usar la pantalla de 15" de mi portátil para editar profesionalmente, no puedo sino elogiar el gran cambio que supone disfrutar de una resolución 4K (3.840 x 2.160) en una pantalla de 31,5". No te negaré que me costó habituarme un poco a este cambio, pero una vez pasado ese trámite, me di cuenta de todo lo que me había estado perdiendo.

El mayor tamaño de este panel implica poder colocar desde 2 hasta 4 ventanas al mismo tiempo, facilitando muchísimo la multitarea tan propia del trabajo profesional que realizo. Además, el LG 32UD59 cuenta con una aplicación con sus propios controles para facilitar la división de la pantalla y la gestión de las ventanas, poniendo toda esa información en una banda lateral para evitar el uso del clásico Alt+Tab o de la barra de tareas. Muy conveniente, te lo aseguro.

Dividir la pantalla para la multitarea es muy sencillo con la aplicación que ofrece el propio monitor.

Aunque no haya usado esta función en demasiadas ocasiones, pues prefiero gestionar mis tareas con la pantalla dividida a la mitad aprovechando el modo nativo de Windows 10, sí que he podido hacerme una idea de lo mucho que podría llegar a gustar esta opción a aquellos que ya trabajan con muchas aplicaciones al mismo tiempo. Si eres de esos, la gestión de la multitarea que puedes realizar desde el propio monitor es un punto muy a tener en cuenta.

Mejor en 4K

Otro de los puntos fuertes de la pantalla que nos ocupa es su resolución 4K UHD de 3.840 x 2.160, ideal a la hora de editar imágenes y vídeos puesto que se puede apreciar un mayor número de detalles que en los típicos monitores (y más baratos) con resolución FullHD, o 2K/QHD. En un panel 4K de 31,5" nos movemos en torno a los 140 píxeles por pulgada, un dato bastante bueno si quieres disfrutar de una nitidez más que suficiente.

Para usar un monitor 4K de 31,5" necesitarás un ordenador potente, tenlo muy en cuenta.

Sin embargo, dadas las especificaciones técnicas de mi ordenador portátil, he usado este monitor en una resolución reescalada nativamente por el sistema a 2K. Esto sólo ocurre cuando el ordenador que usas para trabajar no tiene la potencia necesaria para mover todos los objetos de pantalla a la frecuencia nativa del panel (60 Hz). En mi caso concreto, la pantalla funcionaba a 25 Hz con la máxima resolución, creando una experiencia de uso muy poco fluida y realmente torpe.

Dispondrás de un buen panel con tecnología VA

Así pues, es primordial que conozcas la potencia de tu equipo antes de usar monitores 4K de gran tamaño, ya que de lo contrario no podrás disfrutar de la fluidez y rapidez necesarias para realizar tus tareas cómodamente. Si tu sistema no es lo suficientemente potente, lo mejor es que valores un monitor de 32" pero con una resolución mucho menor, en torno a los 2K o QHD.

Para usar un monitor 4K de 31,5" necesitarás un ordenador potente, tenlo muy en cuenta.

Un panel con tecnología VA que sorprende

Además de contar con una resolución y nitidez sobresalientes, cabe destacar que el panel empleado por LG en este monitor es de una gran calidad. La compañía se ha decantado por usar la tecnología VA, y aunque hubiéramos preferido una pantalla IPS, los ángulos de visión son muy decentes. Me ha gustado el acabado mate del monitor, pues evita que la creación de brillos innecesarios que puedan molestarte mientras trabajas.

El LG 32UD59 cuenta con profundidad de color de 10 bits y FreeSync

No obstante, hay que tener en cuenta que con un acabado mate y 300 nits máximos de brillo, este monitor está pensado para usar en interiores, preferiblemente en lugares en los que los reflejos y destellos de las ventanas no supongan un problema. Es cierto que el brillo máximo ofrecido por LG en este panel no es nada del otro mundo, pero es más que suficiente si tienes en cuenta la recomendación hecha anteriormente.

A pesar de que no se trata de un monitor IPS, los ángulos de visión son muy buenos.

Podrás escoger entre varios perfiles de color ajustables desde la aplicación (que puedes instalar opcionalmente) para sacar el máximo rendimiento a este monitor. Destaca la cobertura del perfil DCI-P3 con un 95% o la posibilidad de activar un modo lectura que añadirá un tono más cálido a la pantalla, haciendo más fácil y menos dañino su uso a altas horas de la madrugada.

El LG 32UD59 destaca por su gran versatilidad

Además, este dispositivo cuenta con una profundidad de color de 10 bits (8 bits reales ampliados mediante la tecnología A-FRC), con buenos ángulos de visión y un ratio de pantalla de 16:9; lo que lo convierte en una excelente opción para los profesionales de la edición multimedia. Por si esto fuera poco, cuenta con la tecnología FreeSync compatible con tarjetas gráficas gaming de AMD y un tiempo de respuesta en torno a los 4 ms, haciéndolo atractivo para sesiones de juego esporádicas.

Que no falten las conexiones

Finalmente, cabe mencionar que las opciones de conectividad son las esperadas teniendo en cuenta el precio de la esta pantalla. Aunque no podrás disfrutar de la rapidez y de la comodidad del USB tipo C con Thunderbolt 3, tendrás dos entradas HDMI 2.0 y una conexión DisplayPort 1.2, más que suficientes para realizar tareas en 4K a 60 Hz.

Ambas conexiones son compatibles con el estándar HDCP 2.2 de protección de contenido audiovisual, por lo que podrás reproducir el mejor contenido multimedia en 4K de forma legal vía consola, reproductor Blu-Ray UHD o servicios de streaming.

Dos HDMI 2.0 y un DisplayPort 1.2 son más que suficientes para un monitor 4K de 60 Hz.

Si tu sistema o tarjeta gráfica lo permite, te recomiendo que uses siempre la conexión DisplayPort 1.2 incluida ya que con ella conseguirás unas mejores tasas de refresco en el monitor, facilitando un mayor rendimiento del mismo y mejorando notablemente tu experiencia de uso. Esto se refuerza con un diseño sencillo pero efectivo, que permite regular la altura de la pantalla y su inclinación, para que nunca tengas que forzar tu cuello o la vista.

El LG 32UD59 es regulable en altura e inclinación, para que lo tengas todo bajo control.

En dos palabras: ¡versa-tilidad!

Si estás buscando un monitor con resolución 4K que sea capaz de hacerlo todo bien, sin despeinarse y por un precio muy contenido (400 euros), el LG 32UD59 es, sin duda, una grandísima opción que debes de tener en cuenta. Disfrutarás de un panel VA de gran calidad y con una muy buena reproducción del color, ideal para editar contenido multimedia, sin por ello olvidarse de tu faceta "más gamer" al disponer de un tiempo de respuesta bajo y FreeSync incluido. Y es que por este precio, ¿qué más se puede pedir?