Que las megaciudades serán muy importantes en el futuro es algo que ya teníamos asumido a estas alturas, pero no tenemos tan claro cuáles serán exactamente sus características. Por lo que pueda pasar, Bill Gates ha querido asegurarse y ha comprado un trozo de EE.UU para desarrollar una de estas ciudades.

¿Dominará la tecnología en estas megaciudades? ¿Seguirá la gente teniendo que salir de sus casas para comprar? ¿Estarán los ciudadanos vigilados por las cámaras de móviles y Smart TVs como en China? Surgen muchas preguntas al respecto, pero lo importante es poder acceder a las respuestas necesarias.

Sabemos que aún quedan muchos años para que esas megaciudades del futuro de las que hablamos sean una realidad, aunque ya hay expertos que se atreven a pronosticar cómo serán estas. En concreto, nos referimos a Alexander Puutio, investigador de la Universidad de Turku (Finlandia), que ha revelado muchos datos al respecto en una entrevista con BBC.

Puutio se ha mojado y ha lanzado 5 predicciones sobre las megaciudades del futuro. Si crees que vas a vivir en una de ellas, estas suposiciones te afectan directamente. ¿Qué cree el investigador que va a suceder en esas ciudades? ¿Cómo serán su economía, política o empleo?

5 predicciones de las megaciudades del futuro

Como decíamos, el investigador Alexander Puutio ha querido aclararnos un poco cuáles serán de forma general algunas de las características de esas ciudades. Como preveíamos, parece que estas dominarán en el futuro y serán claves en el avance de la sociedad global. Vayamos con esas 5 predicciones.

Un pueblo unido contra la corrupción

Al estar al tanto de las noticias en la actualidad, concluimos que la corrupción es una auténtica lacra que afecta a todos los ciudadanos. Según El Mundo, la preocupación de los españoles por este problema creció en febrero de 2018, tal y como recoge el barómetro del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas).

La corrupción está instalada en muchos ámbitos de la sociedad, pero ¿cambiará esto en el futuro? Parece que sí, que el trabajo de todos los ciudadanos unidos será la clave en las megaciudades para exigir responsabilidades a los políticos.

Las megaciudades podrán llegar a tener incluso más importancia que las naciones. GQ Portugal

Tal y como explica Puutio, los gobernadores eran prácticamente intocables en el pasado, eran considerados figuras superiores. Sin embargo, el avance de la sociedad permite que la información navegue imparable entre los ciudadanos, que cada vez son más conscientes de su poder.

"La corrupción, la ineficiencia o el menosprecio de la opinión pública se volverá mucho más difícil de sostener en un futuro donde la información fluye libremente", concluye Alexander Puutio. Esta es una de sus predicciones sobre las megaciudades del futuro y, sinceramente, esperamos que tenga toda la razón.

La Generación C será la clave

Puutio hace especial hincapié en la Generación C durante su entrevista con BBC. Esta generación está formada por las personas que se han criado íntegramente en la era digital, es decir, pasan gran parte de su tiempo delante de un ordenador, smartphone, tablet, etc.

El trabajo online o digital cada vez está más presente, pero este tipo de empleo será mayoritario en el futuro. Así lo determina Puutio, que afirma que la Generación C trabajará en línea, algo que influirá en otros aspectos como el diseño de las ciudades o su propio funcionamiento.

En la actualidad, aún resultan extraños algunos de estos trabajos digitales, como el de los acompañantes, esas personas que cobran por darte compañía mientras ves una serie o juegas con la PlayStation. Hay que adaptarse, porque el investigador ya avanza que surgirán muchos empleos que hoy en día no existen.

Empresas globales desde el comienzo

Cuando se crea una empresa en nuestra época, es normal que vaya desde el mercado local o nacional hasta el global. Las compañías tienen un crecimiento progresivo hasta que alcanzan una gran importancia, pero esto no será así en el futuro, según Puutio.

Economía, política o empleo serán muy diferentes en las megaciudades del futuro

Demos la bienvenida a las empresas "micromultinacionales", esas que directamente nacen para trabajar en todo el ámbito internacional. El comercio electrónico permitirá que cualquier negocio local pueda comerciar con sus productos con clientes de cualquier parte del mundo, convirtiéndose así en "micromultinacional".

En palabras de Alexander Puutio, "en la medida que las plataformas digitales crezcan y las rutas de distribución internacional sigan desarrollándose, cualquier compañía, sin importar su escala, puede comenzar a conquistar el mundo, solo teniendo el producto o la idea adecuada".

La economía local dará el gran salto

Las grandes ciudades cada vez tendrán más independencia de los poderes centrales, algo que les permitirá también ahorrar en gastos. Estas ciudades emplean menos recursos en ámbitos como infraestructuras y servicios, por lo que pueden afrontar con más fuerza los grandes desafíos globales.

Tienen que pasar aún muchísimos años para conocer si se resuelven estas predicciones. Motherboard

"Las ciudades son la única solución realista para proveer viviendas a una población que se espera llegue a los 9.700 millones de personas al 2050", afirma con rotundidad Puutio, que continúa explicando que los efectos negativos como la contaminación serán reducidos gracias a los avances de las tecnologías y a nuevos métodos de producción.

Adiós naciones, hola megaciudades

Ya has podido comprobar en el punto anterior que las ciudades del futuro tendrán más facilidad para afrontar problemas que las propias naciones. Por lo tanto, su economía será mejor y tendrá más importancia a nivel internacional.

El poder de las megaciudades superará incluso al de sus propias naciones

El liderazgo de las megaciudades será abrumador, ya que se crearán grandes lazos entre ellas que les permitirán seguir adelante con sus intereses comunes. Esto es algo que ya se ve con ejemplos como el de Nueva York o San Francisco, que apoyaron el Acuerdo de París sobre el cambio climático pese a que su propio país se había negado.

Otras organizaciones, como la Liga Nacional de Ciudades de Estados Unidos o el Parlamento Global de Alcaldes, son otras pruebas de la mayor relevancia de los alcaldes a nivel global. Según confirma el propio investigador, en "ciudades inteligentes" como Tallin, Singapur o Ámsterdam, los gobiernos locales ya emplean el medio digital para tener relación directa con los ciudadanos.

Los expertos lo tienen claro

Hasta ahora hemos transmitido la opinión del investigador Alexander Puutio, pero no es el único experto que piensa de esa forma. El gran poder que las megaciudades tendrán en el futuro está reforzado por las palabras de otros profesionales del urbanismo, como bien refleja Infobae.

Marco Cresmachi, Director de la Escuela de Urbanismo y Antoine Courmont, del Instituto de Estudios Políticos de París, son los expertos contactados por dicho medio. Ambos lo tienen claro: "La escuela urbana es una novedad. Es un reconocimiento de que las ciudades son ahora actores del tablero internacional".

Las ciudades son ya laboratorios del futuro, lugares donde arriesgar y ganar gracias a su desarrollo sostenible. Su autonomía solo crecerá en unos años, tiempo en el que también aumentará el número de estas megaciudades, que serán más de 40 para el 2030.

Son ya muchos los expertos que coinciden en el poder imparable de las megaciudades, un poder que podrá superar al de las propias naciones. Economía, política, empleo o medio ambiente serán alguno de los ámbitos que cambiarán radicalmente en esas ciudades, pero, ¿serán culpables estos lugares de crear síndromes como el de París o Jerusalén? Ahí lo dejamos.