Bitcoin o Ethereum son dos monedas virtuales muy diferentes, pero que tienen algo en común: son las más populares entre los compradores de criptodivisas. No obstante, podemos encontrar criptomonedas de lo más variopinto: para nostálgicos como el Atari Token, para fomentar la agricultura ecológica mediante Bananacoin o para nuestras actividades delictivas, gracias a Monero.

¿Cómo? ¿Que hay una criptomoneda para crimen? ¿Y cómo es que nadie hace nada? No me entiendas mal, Monero en sí misma no es una moneda peligrosa y tener moneros tampoco es constitutivo de delito, son sus características la que la hacen muy apetecible para personas que buscan saltarse la ley.

¿Qué es Monero?

Monero es dinero electrónico que permite pagos rápidos de cualquier cantidad desde y a cualquier lugar del mundo, sin excepción. No hay esperas, no hay riesgos de cargos fraudulentos, no hay restricciones de ningún tipo, absolutamente nada.

Monero, la moneda favorita para el crimen. F5 Networks

Entonces ya tenemos claro que Monero es una moneda virtual y que además es bastante popular, teniendo en cuenta que es la duodécima por volumen, como podemos ver en Coinmarketcap. Pero, ¿qué hace de Monero que sea tan especial?

Monero, una criptomoneda única en su especie

Aunque no sea la criptomoneda con mayor volumen o capitalización, sí que es líder en algo: privacidad y hermetismo, gracias al protocolo Cryptonote con el cual se desarrolló.

Y es que la mayoría de monedas virtuales (como el Bitcoin o el Ethereum), son generadas mediante procesos de blockchain complejos pero transparentes. Vamos, que cualquiera podría verificarlos y seguir su rastro. Además, si seguimos las transacciones tarde o temprano podemos tirar del hilo hasta encontrar a la persona que está detrás.

Monero es sinónimo de privacidad, seguridad y anonimato

No así con Monero, que emplea criptografía para proteger toda la información relativa a las transacciones y direcciones de envío y recepción, así como las cantidades. Vamos, que con Monero dar con la pista es misión imposible: simplemente no es posible dar con la identidad tras la persona o entidad responsable de transacciones o de minado.

Y es que como explican en Tic Beat, Monero genera direcciones únicas para cada transacción, que a su vez son protegidas por una clave a la que solo tienen acceso el emisor y el receptor.

Como el resto de criptomonedas, Monero es una moneda descentralizada, es decir, que nadie controla las operaciones, sino que todo funciona como una red similar a la peer-to-peer. Las transacciones son confirmadas mediante un consenso de distribución y guardadas sin dejar rastro. Dada su gran seguridad, ni siquiera se necesitan plataformas de terceros para guardar tus monedas Monero, como los famosos Wallets.

Como es privado por defecto, los Monero no pueden aparecer en listas negras porque no se sabe qué ni quién hay detrás, da igual los antecedentes porque todo es anónimo.

Características de Monero. Steemkr

¿Es Monero una corporación del mal?

Aunque parezca sacado de una película de Batman de los 80, tras la comunidad Monero se encuentran los mejores investigadores en materia de criptografía del planeta, como explica su web oficial Getmonero.

Más de 240 desarrolladores expertos han contribuido al proyecto, que sigue muy vivo y en constante actualización para seguir siendo infranqueable en materia de privacidad y seguridad.

Pero no es una corporación, sino que funciona en forma de comunidad de expertos que comparten ideas y emplean su tiempo y recursos. Al no pertenecer a ningún país en concreto, tampoco está suscrito a una jurisdicción legal.

¿Por qué es la preferida para los ciberdelincuentes?

Obviamente, la privacidad extrema de Monero y su inrastreabilidad, la hacen ideal para asuntos turbios del internet oscuro o dark web. Tráfico de drogas, sicarios, extorsiones… no queda huella del delito.

¿Recuerdas cuando un hacker filtró contenido inédito de HBO como Juego de Tronos tras pedir un rescate en bitcoins? El FBI pudo identificarlo y ponerlo en la lista de busca y captura. Pues bien, con Monero, eso habría sido sencillamente imposible. Por supuesto, hacer desaparecer dinero procedente de cajas B también es otra especialidad.

Alberto Gómez Toribio, de la ‘startup’ especializada en criptodivisas Clluc, lo explica para eldiario.es :

Como no sabemos el dinero que entra o sale de una cuenta de Monero, podría depositarse instantes después en una casa de cambio y no habría forma de saber de dónde viene ese dinero.

Por ello, los servicios de inteligencia ya están dando la voz de alarma y especializándose en estas monedas centradas en el anonimato, además de las criptodivisas en general.

Ocultar dinero, compraventa de drogas y armas, rescates, ataques hackers

Pero no todo tiene por qué ser malo. Y es que por ejemplo una persona podría no querer que se supiera cuánto dinero tiene.

Si antaño se guardaba en el colchón, ahora se puede pasar a Monero y dormir con tranquilidad, evitando auditorías o en algunas partes del planeta, los famosos secuestros exprés. No solo personas que cuentan con un gran patrimonio, sino también otras que han hecho dinero con las criptodivisas y que podrían verse atacados por un hacker.

Asimismo, algunos proyectos han encontrado en Monero una forma de monetizar su web, si bien en muchos casos el plug-in Coinhive es implementado en webs a espaldas de sus responsables y ejecutado en el equipo del visitante sin su consentimiento, como sucedió con Movistar hace unas semanas. Eso sí, como usuarios contamos con herramientas para protegernos.

Monero se emplea para monetizar webs. Bitcoinist

Con la coyuntura politicoeconómica actual, que busca regular las criptodivisas y su actividad, no es de extrañar que Monero siga creciendo hasta cierto punto. Y es que si la administración se actualiza, los métodos para asegurar la privacidad y el anonimato con el dinero virtual también lo hacen.

Por ello tarde o temprano se prevé que las autoridades terminen exigiendo a las casas de intercambio tanto la identificación de sus usuarios como su procedencia, lo que a medio plazo podría constituir la sentencia de muerte de esta moneda.

De todos modos, Monero no es la criptodivisa más segura que existe. Sin ir más lejos, Zcash es aún más avanzada y su uso casi se restringe a la compraventa de drogas y armas en internet.