Nadie puede negar que las reservas no son una gran idea, pues te permiten "precomprar" los juegos que quieres pero que aún no tienes, y a veces incluso disfrutas de un descuento en el precio final. Sin embargo, según el medio Heise, en Alemania un tribunal ha declarado como ilegales todas las reservas de aquellos videojuegos que no tengan una fecha definida de salida. Esto es, los títulos que no dispongan de una ventana de estreno del estilo "pronto" o "próximamente" no podrán ser reservados bajo ningún precepto.

Alemania prohíbe tajantemente las reservas de juegos sin una fecha de salida

¿Por qué? Pues la respuesta más sencilla es la de proteger al consumidor contra incumplimientos de estas reservas por parte de ciertas compañías como Media Markt, que fue denunciada en 2016 por ofrecer Samsung Galaxy S6 en agosto de ese mismo año sin saberse cuándo saldrían exactamente a la venta. Así, en Alemania, queda expresamente prohibido efectuar pre-reservas o reservas de cualquier producto que no ofrezca un día de entrega estimado a los clientes, lo que incluye, evidentemente, cualquier videojuego habido o por haber.

Reservas como la de Final Fantasy VII Remake podrían tener los días contados. Área Jugones

Pre-comprar se va a acabar, ¿o no?

Si resides en Alemania no importa cuánto quieras tener esa edición coleccionista única e irrepetible que aún no ha salido al mercado, porque si no tiene una fecha concreta de salida, los diferentes comercios del país no podrán ofrecértela aunque así lo deseen. Seguro que esta te parece una medida injusta a todas luces (sobre todo si vives en Alemania) y desearías que se te diera la oportunidad de pre-comprar esa edición coleccionista que tanto deseas, cueste lo que cueste.

La decisión del tribunal alemán podría extenderse a Europa

Lejos de parecerme algo descabellado, considero que esta medida del gobierno alemán tiene mucho sentido, sobre todo si se desea proteger al consumidor de una estafa o evitar que este esté en inferioridad de condiciones a la hora de adquirir un bien cuya fecha de salida aún no conoce. ¿Y si has pagado 700 euros por contar antes que nadie con la próxima gran consola del mercado y su salida se retrasa o se cancela? ¿No estaría ese dinero mejor invertido en algo que sabes cuándo y cómo va a llegar?

Colas de reserva como esta podrían tener los días contados, o no. Polygon

Está claro que esta medida no contentará a todos los ciudadanos alemanes, y que muchos jugones como tú, que desean reservar ediciones especiales, limitadas, o coleccionista de ciertos videojuegos antes de que se agoten, estarán bastante enfadados con la sentencia tomada por las autoridades competentes. El quid de la cuestión, al menos para aquellos que residamos en Europa es: ¿sufriremos el mismo sino que el mercado alemán? ¿Se terminará por prohibir la reserva de videojuegos sin fecha de salida explícita?

La respuesta no es clara, pero imagino que si uno de los mercados de la industria videojueguil más potentes ha tomado esta decisión en conciencia, lo más probable es que las empresas, productoras, desarrolladoras y distribuidoras se cuiden muy mucho de llevar a cabo este tipo de prácticas en territorio europeo ante las potenciales denuncias que puedan recibir por parte de los consumidores, y más cuando existe una sentencia a favor de los segundos que sienta un precedente muy claro.

La pre-compra de videojuegos es lucrativa para la industria pero, ¿lo es para el consumidor? First&Main

Un futuro incierto

A pesar de que el mercado español y el europeo aún no se han pronunciado al respecto, la realidad es que a las reservas sin fecha de salida exacta les espera un futuro bastante incierto, incluso turbulento, pues no ofrecen la información suficiente al comprador como para saber cuándon podrá disfrutar de lo que ha comprado con el sudor de su frente.

Ningún jugón de bien quiere quedarse sin su videojuego favorito

También es cierto que nadie ha puesto una pistola en la frente de esa persona para proceder a la pre-compra de ese bien, pero en un mundo cada vez más consumista en lo que todo se agota en segundos, poder contar con opciones como las reservas (aunque sean sin salida concreta) facilita mucho la tarea de hacernos con esos productos que más nos gustan, cerciorándonos de que no nos quedamos sin la unidad que nos corresponde.