Audi, dada la situación actual, podría decirse que no está llevando a cabo la estrategia mejor orientada en cuanto al coche eléctrico. La llegada del e-tron, el primer modelo de producción diseñado para contar con esta tecnología, apenas acaba de lograr 417 kilómetros de autonomía bajo el ciclo WLTP. Esto le situaría, directamente, por debajo de alternativas como Tesla.

¿Tienes la impresión de que la firma de los 4 aros no está haciendo todo en cuanto puede para demostrar una capacidad de reacción relevante? Quizás, en unos meses, puedas cambiar de opinión. La compañía de origen alemán cuenta con el respaldo del grupo empresarial que podría comandar la electrificación en los próximos años, Volkswagen.

Volkswagen ofrecerá las innovaciones en I+D a todas las filiales del grupo

Es cierto que de esta matriz, la propia marca Volkswagen será la que servirá de estandarte en movilidad ecológica. La estrategia del fabricante, con vista a 2025, está diseñada para introducir progresivamente un mayor número de coches completamente eléctricos, algo que podría comenzar en 2019 de la mano del I.D. Este compacto podría tener la llave de un cambio de tendencia único.

¿Está dejando el holding empresarial a un lado a marcas como Audi, Skoda o SEAT? La compañía de lujo del grupo, con todos los respetos a Bentley, tendrá un enfoque mucho más rápido en el medio plazo. La disposición de una plataforma MEB conjunta, se podrá contar con una flexibilidad jamás antes vista en la historia de la automoción.

Veamos, por tanto, cómo se producirá la electrificación dentro de la gama de Audi. El fabricante podrá, a tenor de la comunicación entre las diversas filiales, adaptarse rápidamente a las condiciones del mercado. El e-tron será el primer paso de una nueva que está a punto de comenzar en la compañía con sede en Ingolstadt.

2 modelos confirmados y una tendencia en electrificación

Audi entregará a lo largo de la primera mitad de 2019 las primeras unidades encargadas del e-tron. Este primer modelo de producción, tras varios años de retraso, llegará antes a los concesionarios que los homólogos de los competidores. El Mercedes-Benz EQC se espera que haga su aparición a mediados de año, mientras que el BMW iX3 podría llegar con vistas al 2020.

Audi ha diseñado una estrategia que le permitirá ser competitiva en el corto plazo. Audi

Sea como fuere, este primer contacto con el mercado demuestra el trabajo que falta por hacer en Volkswagen. Pese al curioso sistema de frenada regenerativa que incorpora el SUV eléctrico, lo cierto es que los datos sobre autonomía han decepcionado a una serie de consumidores potenciales. El consumo en situación real le dotará de un ciclo de kilometraje que muy difícilmente llegará a los 400 kilómetros.

Se espera que 2 sean los modelos que presente y produzca Audi en 2019

Aun así, su seña de identidad seguirá siendo su diferenciación respecto al empleo de materiales de buena calidad. La compañía ha decidido mantener el espíritu que representa la vanguardia en sus modelos completamente eléctricos, algo que se verá en versiones disponibles en otros segmentos. Dicho esto, se espera que a finales de año tenga lugar su segunda presentación.

El e-tron GT, una berlina de altos vuelos, llegará para ponérselo difícil a un Tesla Model S que está comenzando a ver cómo los años se van notando. Se espera que para entonces, Volkswagen haya podido encontrar una fórmula que haga posible superar los 400 kilómetros por ciclo completo de carga independientemente del trato que se le haga al acelerador.

Una estrategia que será copiada respecto a las opciones convencionales

Audi tiene una oportunidad magnífica para posicionarse en lo alto del mercado eléctrico. Las ventas mes tras mes en Estados Unidos nos están mostrando cómo los fabricantes están siendo sacudidos por el auge de Tesla. El Model 3, por ejemplo, ya está suponiendo más ventas que los Serie 3, A4 o Clase C de BMW, Audi o Mercedes-Benz, respectivamente.

El e-tron GT será el segundo modelo de producción diseñado para ser eléctrico en la marca de Ingoldstadt. Wired

El auge de las mecánicas eléctricas comenzará a tener un mayor peso en las próximas semanas, según se puede leer en el portal Edison. El desembarco de Tesla en tierras europeas respecto al Model 3 supondrá un soplo de aire fresco para la movilidad sostenible. El coche eléctrico vivirá un empujón todavía más notable en 2019, y Audi llegará a tiempo para experimentarlo en sus propias ventas.

Algunos fabricantes están apostando por el segmento SUV para el coche eléctrico

Los inicios de Audi en este mercado han seguido la tónica de otras marcas como NIO o Jaguar, es decir, optando por el uso de variantes encuadradas dentro del segmento SUV. En los inicios de la próxima década continuará la expansión del protagonismo en Audi. Tanto es así que se espera que Audi baje un escalón y produzca variantes más baratas y, por tanto, más accesibles al mercado.

Habrá que esperar todavía unos meses para conocer cómo el consumidor acoge a esta tecnología. No obstante, todo parece indicar que su importancia dentro del grupo irá incrementándose a medida que su tecnología se desarrollo de un modo más eficiente.