El coche eléctrico cambiará el transporte para siempre. La pérdida de puestos de trabajo es una de las consecuencias que irá de la mano de esta tecnología, pero lo cierto es que también se introducirán efectos positivos en la economía. Las empresas, ipso facto, ganarán en competitividad. ¿Qué podemos esperar de esta tecnología en los próximos años?

En términos de conducción autónoma, compañías como Tesla o Waymo se han posicionado como los principales referentes. No obstante, es importante destacar otras muchas empresas, entre las cuales existen varias startups, que cuentan con un potencial de gran calado en esta materia. Entre todas ellas, no obstante, hay especialmente una que ha llamado la atención de un gigante tecnológico.

Amazon ha apostado por una estrategia parecida a la desarrollada por Google

Amazon, una de las firmas con mayor crecimiento en la última década, está en plena expansión. En todo este tiempo, con el objetivo de reducir su dependencia del e-commerce, ha decidido apostar por diferentes propuestas competitivas. Una de las que más ha causado sensación es la reciente entrada en el capital de una firma que desarrolla un sistema de conducción autónoma.

¿Con qué finalidad una marca que se caracteriza por la distribución comercial decide apostar por este mercado? La tendencia de las opciones eléctricas está provocando que las alternativas autónomas ya no sean una utopía en el sector. La compañía de Jeff Bezos, ante este nuevo panorama en la movilidad, no ha decidido ser menos que otras de las firmas con las que compite.

¿Waymo es la solución de Google? ¿Apple está en busca de su propio sistema de conducción autónoma en secreto? Amazon ha decidido, a través del conocimiento de Aurora, especializarse en este sector mediante una aportación de nada más y nada menos que 530 millones de dólares. ¿Cuáles son los próximos movimientos que están por llegar?

Unos primeros pasos de Aurora relacionados con Tesla

Sí, una vez más, es necesario nombrar al mayor fabricante de automóviles eléctricos de la historia. La compañía de Palo Alto, inmersa en su propio programa relacionado con movilidad autónoma, ha visto en los últimos años cómo varias de sus figuras más destacadas, han terminado abandonando la compañía con un objetivo; la iniciación de nuevos planes de proyecto.

Aurora es la empresa de conducción autónoma por la que ha apostado Amazon. Engadget

En uno de los numerosos casos que han tenido lugar, tal y como cuenta el portal CNBC, Aurora fue fundada por uno de aquellos miembros destacados. Su nombre era Sterling Anderson y saltaría a la palestra por sus litigios con la empresa de Elon Musk. Como es obvio, el fabricante le acusó de propiedad indebida por hacerse con información privilegiada.

Amazon ha apostado por Aurora por su adelantado proyecto en materia autónoma

Ahora, tras el archivo de la causa, ha contado con la ayuda de Amazon para posicionarse, en el medio plazo, como una de las empresas más próximas para competir con Tesla. ¿Conseguirá mejorar al denominado Autopilot? Una ronda de financiación podría ser el gran artífice de la mejora de las posibilidades de esta empresa. Al fin y al cabo, ya se cuenta con un extra por valor de 530 millones de dólares.

¿Por qué la firma de Jeff Bezos ha decidido apostar por esta solución? Iniciar un proyecto desde 0 sería algo muy difícil de llevar a la práctica por una sencilla cuestión; su principal rival ya está probando el coche autónomo en las calles estadounidenses. Todo parece indicar que la mejor propuesta, sin duda, era apostar por las opciones que contasen con un cierto nivel de desarrollo.

Una inversión que servirá para contribuir al coche autónomo

Esta empresa, al igual que las demás orientadas al coche autónomo, solo será rentable si, finalmente, es capaz de comercializar su propuesta a los fabricantes de automóviles. Por ello, el plan pasa por la creación de una estructura que garantice unos resultados en el medio plazo que contribuyan al retorno de este tipo de inversiones. Ahora bien, ¿por qué no será tan fácil?

El coche autónomo será una realidad en el medio plazo. The Robot Report

Pese a que estamos ante un programa todavía por explotar, ya existe una cierta concentración de empresas en el sector. La fundación de nuevas startups relacionadas con la búsqueda del ‘Santo Grial’ en materia de movilidad ha provocado que pueda ser más difícil la futura obtención de beneficios.

El coche autónomo ya está cooperando con fabricantes en materia de movilidad

El primer paso en esta materia ya se ha conseguido superar; asociarse con empresas de la automoción tradicionales. En el caso de Aurora, Volkswagen y Hyundai son los 2 principales cooperadores. No obstante, se espera que otras marcas sigan estos pasos con el objetivo de facilitar la innovación en este campo.

Habrá que esperar cuáles son los próximos pasos que dará Aurora en el mercado. El futuro de esta tecnología dependerá de quién es el primero en suministrar su sistema de conducción autónoma de la forma más barata y eficiente. ¿Tendrán la capacidad para competir con otros operadores como Waymo o Apple? Lo veremos muy pronto.