La industria de la automoción lleva varios años coqueteando con los sistemas de conducción autónoma. Tanto los propios fabricantes del mercado, como compañías tecnológicas pioneras en otros sectores, se han lanzado al descubrimiento de la innovación que más peso tendrá en la automoción junto a la expansión de las mecánicas eléctricas.

Tesla, en este sentido, cuenta con un papel muy destacado, el cual se ha visto en las últimas semanas cuestionado por el accidente en el que se vio implicado un Tesla Model X como principal protagonista. Al volante estaba su propietario, de nombre Walter, el cual falleció de camino al hospital. Desde entonces, las dudas han castigado a la firma.

Tesla llegó a perder un tercio de su cotización tras el suceso del Model X

¿Puede ponerse en entredicho a la firma de coches eléctricos en relación a la búsqueda del sistema de conducción autónoma? La competencia está incrementándose conforme pasa el tiempo, pero esto no ha supuesto una pérdida de competitividad por parte de la compañía que preside Elon Musk. Es más, todo parece indicar que las aguas están volviendo a su cauce.

Por si faltaban detalles, la firma con sede en California cuenta con el respaldo de miles de satisfechos propietarios, los cuales no dudan en publicar en sus redes sociales todas las bondades que ofrecen los Model S, Model X y, desde hace unos pocos meses, los Model 3. ¿Estamos ante un modelo que está próximo a ser completamente eficiente? ¿Cuándo lo veríamos?

A estos efectos, es importante destacar cómo el fabricante, a través del magnate sudafricano, ha dejado caer la idoneidad del Autopilot para finales del año 2019. El último ejemplo que nos llega para poder comenzar a creer las palabras del CEO de la compañía ha servido para evitar un accidente que bien se podría haber transformado en una catástrofe.

El Autopilot también tiene ojos en los laterales

El coche autónomo debe contar con el análisis de todo el perímetro del coche. Como es lógico, esto no solo incluye la parte delantera y trasera como principales focos de atención, sino que también debe darse prioridad a las los laterales. Llegados a este punto, es importante destacar que Tesla, a través de una actualización, comenzó a utilizar las cámaras situadas en estos puntos.

Tal y como se puede apreciar en las imágenes, publicadas por el canal de YouTube de Jeremy Visnesky, el sistema de conducción autónoma con más información recopilada supo actuar, al momento, sobre lo que se venía encima de este Model X. El vídeo habla por si solo, ya que si no hubiese reaccionado la innovación introducida por Tesla se habría desencadenado un accidente muy peligroso.

A tenor por la maniobra, el conductor protagonista circulaba por el carril derecho por circular a una velocidad reducida. Ante esta situación, un camión que marchaba tras él decidió adelantar, con la mala fortuna de que su conductor se despistó por un momento. Tras ello, la centralita del programa Autopilot consigue reaccionar al momento para evitar la fatal colisión.

Este ejemplo no hace más que enfatizar cómo Tesla está continuamente trabajando en la mejora del sistema de conducción autónoma más destacado del mercado. Esta solución, además de ser la única completamente operativa para el público, es la que ofrece más soluciones al consumidor. De hecho, la propia empresa cuenta, gracias a esta política, con una mayor información de su sistema.

El Autopilot deja así la sombra del accidente del Model X

El fallecimiento del conductor de un ingeniero de Apple supuso, hace algo más de un mes, un duro golpe para la firma de Palo Alto. No obstante, las explicaciones aportadas sobre los testigos luminosos y los pitidos sonoros sirvieron para detallar cómo el propio Walter no reaccionó a ellos, impactando contra un muro apenas unos segundos después.

El Autopilot es el sistema de conducción autónoma con el que Tesla quiere competir en el medio plazo. Business Insider

Esta prueba, por tanto, sirve para explicar cómo el programa de desarrollo sigue su curso pese a los obstáculos que el propio Autopilot ha ido encontrándose a su paso durante los últimos meses. El incremento de la producción y las entregas del Model 3 facilitarán, todavía más si cabe, más información relacionada con la telemetría, lo cual servirá a modo de autoaprendizaje.

Tesla es la compañía que más está apostando por la movilidad alternativa

Y bien, ¿se cumplirán los plazos respecto a la culminación de un sistema operativo completamente autónomo? Hace unos meses te presentábamos un debate relacionado con la accesibilidad al coche con piloto automático. Tesla, sin lugar a dudas, está a un paso de acabar con la idea elitista de esta tecnología.

La segunda mitad de este año, 2019 y, sobre todo, 2020, serán claves para entender el futuro papel del conductor en la movilidad sostenible. Proyectos como el que tiene entre manos Uber, Waymo o Apple, podrían echar a andar al mismo tiempo que la actualización más eficiente del Autopilot, lo que podría dar lugar a la futura presencia residual del piloto en el largo plazo.