Las mecánicas eléctricas serán la tónica general del mercado en los próximos años. Existirá un periodo en el que la opción preferida del consumidor sea la hibridación enchufable, pero esta tecnología es algo que ya se está produciendo con fecha de caducidad.

Su existencia se debe, entre otros motivos, a las carencias que poseen todavía las baterías que disponen los coches alternativos. La autonomía de estos aún sigue estando por debajo de lo que espera el futuro consumidor de automóviles más sostenibles, por lo que esta ha sido una buena opción para ir introduciendo la tecnología puramente eléctrica.

Los fabricantes tradicionales están poniéndose al día en materia eléctrica

Ahora bien, ¿qué fabricantes son los que más enfoque están tomando respecto a la movilidad sin emisiones contaminantes? Sin lugar a dudas, Tesla es el referente en este segmento, ya que su oferta jamás ha contado con propulsores de combustión interna. Aun así, otras marcas como Volvo o Volkswagen muy pronto estarán preparados para lidiar con el liderazgo de la firma de Palo Alto.

En el caso de la firma de origen sueco, es conocido cómo sufrirá una remodelación en los próximos años que le permitirán ser mucho más competitiva en la nueva era de la automoción. Basta con ver cómo su división de camiones está siendo electrificada para entender el futuro que está por venir en la filial del grupo Geely.

El fabricante, según se puede leer en Electrek, ha aprovechado el Salón de Pekín que está celebrándose estos días para anunciar cómo será su estrategia de aquí a mediados de la década próxima. Al parecer, se valora unas comercializaciones de hasta un 50% de modelos con mecánicas completamente libres de emisiones.

La apuesta por el segmento SUV alternativo será una constante

Tal y como anunció recientemente BMW en referencia a la producción del iX3 para 2020, Volvo parece que también apostará por este nicho de mercado como comienzo de una nueva etapa. Se especula que el XC40 será el primer automóvil en disponer de una versión sin motorización de combustión interna, un modelo que contaría, por supuesto, con la innovadora suscripción mensual de Volvo.

Volvo incrementará su lista de modelos híbridos y eléctricos en los próximos años. Volvo

La imagen anterior muestra el diseño del XC40 recientemente renovado, el cual podría ser otro firme candidato a disponer de una variante eléctrica en los próximos años. Ahora bien, ¿por qué se habría impulsado la estrategia eléctrica en la firma con capital chino? Sin lugar a dudas, para encontrar una respuesta es necesario hacer hincapié en la capitalización de dicha empresa.

Los coches eléctricos están gozando de una especial repercusión en China

El mercado asiático, y más especialmente el chino, está haciendo mucho más creíble la movilidad eléctrica en el medio y largo plazo. Es cierto que este segmento está disfrutando de ventajas fiscales para popularizar la demanda de esta alternativa, pero las expectativas de crecimiento son muy favorables.

Así pues, la influencia del grupo Geely, pese a que Volvo dispone de completa autonomía para el diseño y producción de sus modelos, se ha hecho patente esta vez. ¿Se actuará en todos los mercados por igual? La firma, en declaraciones realizadas en el Salón de Pekín, ha dejado constancia de su visión global para los próximos años.

Un anuncio con movimientos inminentes en la gama de motores

Volvo lleva realizando pasos que conducen hacia una sola dirección; la movilidad eléctrica. En los últimos años, ha renunciado a la inversión de una diversa gama de motores con el objetivo de centrarse, únicamente, en el desempeño del bloque 2.0. Esta motorización, en sus vertientes diésel y gasolina, será el pilar referente de la gama en los próximos años.

Volvo prevé que en 2025 la mitad de las ventas se correspondan con modelos completamente eléctricos. Autoweek

Se acabaron líneas de fabricación de motorizaciones extra, ya que las opciones eléctricas serán la clave del proyecto de Volvo de ahora en adelante. De hecho, esta versión de propulsor disponible será la que configure las mecánicas de Polestar, comenzando por el 1, el cual ya se sabe que contará con un precio que partirá desde los 155.000 euros/dólares.

En los próximos meses podrían llegar a los concesionarios nuevas ofertas híbridas

Ahora bien, ¿cuándo será el momento que el público descubra los cambios que están produciéndose en la firma escandinava? Es muy posible que durante la segunda mitad del año o comienzos del 2019 se comience la producción de nuevas alternativas en la gama. Para ese momento, se espera que las combinaciones híbridas y eléctricas hayan incrementado su demanda de manera exponencial.

Por el momento, no se sabe cómo afectará al catálogo de vehículos actuales la inminente aplicación de los detalles de esta estrategia. No obstante, la directiva de la empresa espera poder vender hasta la mitad de sus vehículos con mecánicas eléctricas en 2025.