Con cada trimestre que pasa, la expectación invade a la automoción. La movilidad sostenible cada vez remarca más su huella en el sector. La mejor prueba de ello es el incremento de la producción de alternativas como el Hyundai Kona en su versión eléctrica, el Chevrolet Bolt y, sobre todo, los altos índices de crecimiento de fabricación del Tesla Model 3.

Freemont, al finalizar cada trimestre, se convierte en el epicentro de la industria automovilística. La consecución de objetivos de producción es algo que está teniendo cada día una mayor relevancia para desenmascarar o no, los planes de Elon Musk y su equipo. ¿Estamos ante una burbuja a punto de explotar?

Tesla no siempre cumple con su palabra en los plazos fijados

El fabricante de Palo Alto, siempre optimista en ruedas de prensa y convenciones de accionistas, suele cumplir con sus promesas. Eso sí, todo aquel que lleve tiempo siguiendo al magnate sudafricano habrá comprobado cómo casi nunca cumple los plazos. Este mantra le persigue desde hace años, pero algo ha cambiado en los últimos días.

Así es, Tesla ha cumplido su promesa en términos de producción del sedán de acceso. La marca norteamericana de coches eléctricos ha conseguido durante la última semana de julio producir un total de 5.000 unidades del Model 3, todo un hito en cuanto a fabricación alternativa se refiere.

Y bien, ¿qué implicaciones tiene esto sobre algunas variables como los ingresos o el número de reservas? ¿Estamos ante la ansiada llegada de beneficios netos? ¿Qué podemos esperar de una lista de espera que todavía supera los 400.000 registros? Veamos qué podemos esperar en los próximos meses en relación con este volumen de producción creciente.

Tesla se sobrepone a los cuellos de botella

Freemont posee un ritmo de fabricación correspondiente a su responsabilidad como factoría de automóviles generalistas. No obstante, la producción de las baterías y su correspondiente anclaje a las carrocerías no es tan rápido como se preveía. Esto genera, por tanto, que los números de producción sean inferiores a la capacidad real que posee Tesla en California.

El Tesla Model 3 ha logrado batir el objetivo de las 5.000 unidades producidas a la semana. Green Car Reports

Esto, no obstante, parece estar desapareciendo a tenor por los datos publicados hace apenas unos días por Elon Musk. ¿Qué puede suponer la mejora en el ritmo de la cadena de montaje? Según se puede leer en Electrek, al finalizar la edición de este artículo hay un total de unos 420.000 pedidos pendientes de satisfacer. En base a esta información, el último que haya hecho su reserva debe saber que podría esperar hasta un total de 19 meses en recibir su automóvil.

Tesla es consciente de que solo generará riqueza incrementando la producción

Todo ello teniendo en cuenta que se mantiene el volumen de producción de 5.000 unidades a la semana. Como es lógico, Tesla no se conformará con disfrutar de este nivel de fabricación. En los próximos meses se continuará una escalada para seguir apostando por parecerse, todavía más, a un fabricante generalista. Esto es lo que le permitirá obtener unas mayores economías de escala.

Ahora bien, ¿qué decir sobre los más de 400.000 pedidos? Al cierre de estas líneas, se han entregado ya casi un total de 30.000 unidades, todas ellas en algunos Estados de Estados Unidos y una pequeña parte de Canadá. En Europa se espera que llegue para 2019, por lo que los siguientes movimientos en torno a los pedidos serán fundamentales.

Qué espera Tesla que ocurra próximamente

Tesla confía que muchos potenciales clientes del Model 3 firmen sus peticiones de reservas en lo que resta de 2018 y en los 2 próximos años. ¿Por qué? Al parecer, creen que el público objetivo del Model 3 necesita comprobar de primera mano cómo es el automóvil que van a comprar. Esto solo se traduce en una cuestión, ¿cómo visibilizar al sedán de acceso?

Tesla está comenzando a producir varias versiones del Model 3. Car Magazine

El fabricante de Palo Alto apostará por mostrar las cualidades de las diferentes versiones del Model 3 en sus establecimientos propios. Para ello, destinará en la mayoría de los emplazamientos unidades de prueba para que el público pueda comprobar las ventajas que ofrece el coche eléctrico sobre las alternativas tradicionales.

La versión Dual Motor ya ha comenzado a ser producida en Freemont

En términos de producción, la compañía dio a conocer recientemente cómo las primeras unidades de la versión Dual Motor ya están siendo producidas. Una versión que permitirá prestaciones más destacadas, denominada, Performance, será incluida próximamente en el repertorio, dotando al cliente diferentes modalidades para realizar su correspondiente reserva.

Y bien, ¿qué esperar en relación a los ingresos? Desde hace años, Tesla no cuenta con beneficios positivos, ya que invierte todo lo que gana. Esta tendencia podría tener un giro radical en las próximas semanas. Al parecer, el incremento de entregas del Model 3 podría provocar la ansiada llegada de los números verdes. ¿Estamos ante la compañía más revolucionaria de la historia de la automoción?