En la industria de la movilidad, muchos fabricantes han optado por una estrategia para disponer de alternativas en diferentes segmentos. No, no nos referimos a competir en nichos de mercado tales como el de las berlinas de representación, el destinado a la conducción off road o el de compactos versátiles, nos referimos a gamas mucho más diferenciadas.

Daimler, por ejemplo, a través de la firma Mercedes, compite en el mercado de turismos y en el de transporte de personas y mercancías. Los ingresos van a parar siempre a la cuenta de beneficios, pero lo cierto es que en cada gama se vive una competencia feroz respecto a los demás competidores.

El desarrollo del comercio online ha supuesto una mayor demanda logística

En los últimos años, además, siguiendo el ejemplo del holding germano, llama la atención cómo el producto camión ha vivido una fuerte expansión. De hecho, por primera vez está valorándose la llegada de las mecánicas híbridas y eléctricas. Fabricantes como Renault o Volvo ya han mostrado un primer acercamiento para la instalación de esta tecnología en un futuro próximo.

Ahora bien, ¿qué es lo que le preocupa a una empresa que dispone de una cuota de mercado asentada a día de hoy? La llegada de un competidor un tanto especial. Es extraño, ya que nunca ha tenido presencia en el segmento destinado a la logística, pero solo los rumores de su llegada ya asustan.

Sí, efectivamente, nos referimos al Tesla Semi, uno de los prototipos más esperados en este mercado para reducir los costes de transporte. ¿Conseguirá arrebatar el liderazgo a empresas que llevan forjando su posición en este negocio desde hace décadas? El tiempo lo determinará.

Daimler se muestra inquieta por la llegada de Tesla

Mucho tiempo había pasado desde que los primeros rumores comenzasen a retumbar en las paredes de las sedes de los holdings más importantes de la automoción. Tesla estaba preparando una apuesta por un camión eléctrico. Los fabricantes tradicionales, al basarse en el concepto ineficiente que se tenía de lo eléctrico, subestimaron, en parte, de lo que podría ser capaz la firma de Palo Alto.

El Semi es la opción primordial de Tesla para desembarcar en el transporte de mercancías. Tiempo Motor

La presentación tuvo lugar solamente hace unos meses en un evento en el que también fue revelado el Tesla Roadster, un modelo improvisado que casi desbanca, en notoriedad, al Semi. ¿Qué ocurrió después? Dadas las prestaciones, equipamiento y autonomía, muchas empresas dieron el paso definitivo para adquirir una unidad.

Hubo algunos grupos empresariales que decidieron romper la hucha para comprar hasta decenas de unidades al momento. Pese a que debían pagar en concepto de reserva, se puede decir que, a día de hoy, el camión ya cuenta con pedidos por valor de miles de unidades, tal y como se puede leer en Electrek.

Ahora que todo parecía más tranquilo, Martin Daum, el jefe de la división de camiones de Daimler, ha vuelto a situar en el centro de la polémica el debate que lleva suscitándose desde que conocemos, de forma oficial, los datos oficiales del camión de la empresa capitaneada por Elon Musk.

Si Tesla realmente cumple su promesa, obviamente compraremos dos camiones: uno para desmontar y otro para probar, porque si eso sucede, algo nos ha pasado. Pero por ahora, las mismas leyes de la física se aplican en Alemania y en California.

Estas declaraciones podrían tener su respuesta en el Estado de California muy pronto, en forma de simples declaraciones o con la inclusión de nuevas pruebas que garantizarían que el proyecto va viento en popa.

Daimler se presentará a la cita para modificar la movilidad

Del comentario vertido por el señor Daum se pueden extraer diferentes conclusiones y alguna que otra reflexión. En primer lugar, pone en manifiesto el secreto a voces que parece dominar la industria; la adquisición de unidades para su desmontaje y comprobación. En este sentido, pedimos que no utilicen el mismo protocolo que el que se utilizó con una unidad del Model X.

El Daimler E-FUSO es uno de los primeros proyectos eléctricos de la firma alemana. Merca2.0

Por otro lado, Daimler pone en duda la veracidad de los datos difundidos por la compañía norteamericana. No obstante, deja un hueco a la duda, tenida en cuenta por los múltiples avances en conducción eléctrica que ha introducido Tesla a la movilidad alternativa.

El Tesla Model S se ha convertido en una de las berlinas de representación más vendidas

Desde hace unos días, tal y como se podía leer en el medio citado, Tesla vende más automóviles en el segmento de las berlinas de representación. Sí, ya se venden más Model S que Mercedes Clase S. Quizás no están contemplados en el mismo segmento, pero ambas opciones disponen de soluciones de equipamiento reseñables.

Aún es pronto para especular con el éxito que pueda acontecer en relación al Tesla Semi, pero, de confirmarse las especificaciones técnicas, tanto Daimler como el resto de integrantes en el sector lo tendrían muy difícil para triunfar en el mercado.