El Nissan LEAF se renovó el pasado mes de septiembre. Desde entonces, ha dado pie a la aparición de numerosas noticias relacionadas con su volumen de comercialización, sus más que posibles derivaciones y, por supuesto, por la plausible llegada de una versión todavía más destacada, la que debería llevar el histórico y tradicional apellido NISMO.

Entre todos esos rumores, sin duda alguna, los que más han dado que hablar han sido la posible llegada del TeRRA, un SUV configurado a partir de la misma plataforma que la del LEAF, y la hipotética oferta de una versión descapotable. Ahora bien, de todas estas opciones, la que ha tenido una mayor repercusión ha sido la posible llegada de una opción más deportiva.

El coche eléctrico ha demostrado no estar reñido con las sensaciones de conducción

Y te preguntarás, ¿qué sentido tendría pedir un mayor rendimiento a un automóvil concebido para el ahorro energético? Compañías como Tesla o Rimac han conseguido asentar una idea en la que autonomía y prestaciones podrían tener cabida dentro de la misma ecuación. Por este motivo, muchos usuarios y potenciales consumidores de coches eléctricos pedían una versión con más carácter.

Finalmente, y tras una larga espera, se ha anunciado que habrá una opción NISMO disponible desde el próximo día 31 de julio. Ahora bien, ¿cuál son los tristes matices que es necesario acompañar en la noticia? Solo estará disponible en Japón por el momento y, a tenor por las informaciones ofrecidas por Electrek, no contará con un dinamismo muy diferenciado respecto al original.

Así pues, parece que Nissan, tras contemplar los diferentes escenarios disponibles, ha creído conveniente incluir esta opción con una batería de modificaciones a nivel de equipamiento. A fin de cuentas, el rendimiento apenas variará, lo cual solo contentará a aquellos que pedían a gritos una mayor agresividad del aspecto exterior.

Cuáles son las modificaciones a nivel de diseño

Nissan ha querido que el pack NISMO disponga de un diseño que recuerde a otras preparaciones ofrecidas por el fabricante en otros modelos como el GT-R, también denominado Godzilla, o el Juke. ¿A qué partes del vehículo afectará la llegada de una versión que pretende dar una mayor personalidad a un modelo tradicionalmente frío en términos de sensaciones?

Una versión Nismo del Nissan LEAF se venía rumoreando desde la presentación de la versón estándar. Electrek

Tal y como se puede observar en la imagen anterior, la figura exterior del LEAF de segunda generación no renuncia a sus valores que lo catalogan como uno de los propulsores de la ecomovilidad. Por este motivo, mantendrá su parrilla delantera en tono azulado, guiño ecuánime sobre lo que representa.

El pack NISMO se representa por tonos blancos, negros y rojos

No obstante, las clásicas tonalidades blanca, negra y roja sí que tendrán una especial incidencia sobre el conjunto, a lo cual también acompañará unas llantas de nueva factura de 18 pulgadas creadas para no penalizar el coeficiente aerodinámico de la versión básica.

La inscripción NISMO y los detalles en rojo tendrán su aparición en diferentes lugares de la carrocería, contribuyendo de manera efectiva a una mayor agresividad sobre el conjunto. Ahora bien, ¿cómo afectará a las ventas que no disponga de una mejora de rendimiento? Este detalle podría marcar la diferencia en relación con su éxito comercial.

Poca diferenciación en términos de sensaciones

El Nissan LEAF, en su acabado NISMO, no buscará romper con un tradicionalismo basado en la mejora del coeficiente aerodinámico y el aprovechamiento de una carrocería para su menor consumo. Por estos motivos, no dispondrá de una mejora del rendimiento verdaderamente remarcable. Ahora bien, ¿quiere decir esto que no se ha trabajado en ello?

El LEAF NISMO se ha convertido en el referente de la gama del modelo nipón. Electrek

La firma nipona ha querido agregar una función que permitirá al LEAF contar un pequeño empuje extra al acelerar sin alterar las cifras de potencia actuales. Este modo de potencia permitirá al compacto alternativo ofrecer unas sensaciones extra al conductor. ¿Será esto suficiente para calmar los requerimientos de todo aquel que esperaba una mejora de las prestaciones?

El pack NISMO incluirá un centro de gravedad más bajo al automóvil

El nuevo paquete del LEAF podría, además, incluir una solución que rebajaría la distancia al suelo unos milímetros, bajando a su vez el centro de gravedad, en busca de un objetivo; la mejora de las sensaciones en conducción deportiva.

Por estos últimos motivos, esta nueva versión sí que supondrá un antes y un después dentro de la gama LEAF, pero para otros seguirá siendo un pequeño movimiento que apenas convencerá. Las alternativas que ofrecen competencia como Tesla y su famoso Ludicrous Mode están malacostumbrando a más de un potencial consumidor de coches eléctricos.