Cuando hablamos de coches eléctricos, solemos asociarlo a compañías como Tesla, BMW en referencia a su gama i, Nissan por poseer el LEAF o Renault por su flexible catálogo Z.E. No obstante, es muy probable que en los próximos años modifiquemos nuestras asociaciones por la aparición de nuevos fabricantes como Fisker, la compañía que revolucionó el mercado alternativo.

En dicho selecto grupo todavía no podemos incluir a compañías que se lo jugarán todo a una carta. Polestar, la filial que siempre ha estado al lado de Volvo, ha dejado de ser dependiente de la misma, lo que ha provocado que hayan podido escoger cómo competir cuando saquen sus próximos modelos.

El Polestar 1 se da un aire al Volvo S90 destinado al segmento coupé de 2 puertas

El primero será el denominado Polestar 1, a lo que habrá que añadir un futuro 2 que podría estar disponible, al menos en formato de prototipo, en los próximos meses en alguno de los múltiples Salones que se celebran a los largo del año. Mientras que todo ello llegue, ¿qué tenemos que tener en cuenta de una compañía que nace exclusivamente para el mercado alternativo?

Polestar quiere seguir contando con la reputación como una marca aspiracional, pero quiere desprenderse de las motorizaciones tradicionales. Se centrará, por tanto, en las motorizaciones híbridas enchufables y, sobre todo, en las eléctricas con baterías de ion litio.

No obstante, su comercialización comenzará en algún momento anterior a 2020, pero no se puede confirmar una fecha exacta. ¿Qué podemos esperar de esta nueva competencia de compañías como Tesla? La firma que basará sus modelos con la imagen de Volvo ha concedido una entrevista al medio Autocar a través de su máximo exponente, el CEO de Polestar, Thomas Ingenlath.

Polestar será un hueso de roer en el mercado alternativo

Este nuevo fabricante no será el único en acceder a un mercado que en los últimos años ha contado con la aparición de otras compañías atraídas por la revolución eléctrica. Sin embargo, Polestar contiene algo que muchas otras carecen; la experiencia de haber servido de preparador para las versiones más aspiracionales de la firma sueca Volvo.

Polestar ha surgido como una nueva compañía creada para el mercado eléctrico e híbrido. Autocar

¿Qué podemos esperar de una división que quiere desquitarse de ser una simple subsidiaria de Volvo? Tal y como se puede leer en el medio especializado Autocar, 2013 fue un año clave para anticipar la creación de esta nueva marca. La aparición de un prototipo con aires futuristas sirvió para que años después se contemplase la posibilidad de producirlo bajo una marca independiente.

En la entrevista ofrecido al medio inglés, el CEO de la compañía, Thomas Ingenlath, ha destacado lo mucho que ha costado crear una imagen de marca familiarizada con la conducción híbrida y eléctrica. Desmarcarse de los motores V8 de 400 y 500 CV no es sencillo, por lo que han debido invertir mucho para que el consumidor crea en los valores de Polestar.

Nos ha llevado casi dos años llegar a donde estamos. Cuando Polestar 1 seguía siendo el Concept Coupé, atraía mucha atención en los Salones. Todos querían saber si íbamos a construirlo, pero siempre estaba claro que no funcionaría bajo el mandato de Volvo, y no solo por el caso comercial. Tenía características de diseño que confluían demasiado con Volvo, pero sentíamos que sus proporciones encajaban perfectamente en la categoría GT.

Según se desprende de las declaraciones del máximo mandatario de Polestar, la principal seña de diferencia entre el modelo 1 con el resto de la división de Volvo radicaba en el potencial público objetivo. El comprador de Volvo, en la inmensa mayoría de las operaciones de compra, no basa su punto de partida en las prestaciones del modelo.

Por qué ningún fabricante debe perder de vista a Polestar

Este nuevo fabricante competirá en un mercado que podría disponer de una fuerte competencia en los años venideros. Sus escasas economías de escala y contar con productos destinados a un mercado muy específico les podría jugar una mala pasada. Sin embargo, ya han pronosticado cómo ser eficientes en los próximos años.

Polestar probará suerte con el 1 y producirá el 2 y 3 tomando como referencia segmentos muy estandarizados. Autocar

Ya se está realizando la construcción en China del lugar en el que se producirán los principales componentes de los futuros modelos de Polestar. Es cierto que aún es pronto para cuantificar el límite de la firma, pero están cumpliéndose todas las fases propias de un buen inicio.

Polestar estrenará el medio de pago de suscripción mensual sin entrada

Se espera que su demanda, fundamentada principalmente por el buen diseño y tecnología aplicada al mismo, cuente con una gran cantidad de adeptos. Más aún cuando se ha sabido ya que su comercialización será un tanto diferente. Siguiendo la misma política que Volvo, contará con un sistema de suscripción mensual sin cuota de entrada, lo que facilitará su crecimiento en el mercado.

No sabemos en qué mercados van a competir todavía, pero su nivel de demanda conforme se acerca la fecha de llegada parece que irá en aumento. Su imagen y diseño exterior será una de las claves de diferenciación, pero todavía quedan muchos esfuerzos por realizar para postularse como una alternativa de Tesla en el mercado.