El coche eléctrico es una realidad en el mercado. Su crecimiento, aún demasiado lento, es consistente, lo cual nos hace pensar que más pronto que tarde comenzará a llegar a los modelos generalistas. Este mercado, el de por debajo de los 30.000 euros, es donde está la base de la automoción y porción de ventas.

El coche eléctrico ya ha demostrado su potencial para triunfar entre el público, pero aún no ha sabido gestionar algunas de sus cualidades. Al tener como fuente de energía la propia electricidad, no terminamos de concebir, quizás, realizar la correspondiente recarga en el hogar, siempre que esto sea posible, por supuesto.

La recarga de baterías completa supone esperas de hasta más de 8 horas

Es irracional incrementar demasiado la potencia del proveedor energético para que podamos cargar el vehículo alternativo en apenas un par de horas, sería un despropósito para nuestra factura. Sin embargo, ¿qué ocurre si no hacemos esto? Las 8 horas de espera para recargar el conjunto de baterías no nos las quita nadie.

Es obvio pensar que los puntos de recarga que hay en la vía pública son más eficientes. En algunas ocasiones, al estar subvencionados por el Estado o por una compañía, estos son gratuitos. Un ejemplo de esta política es el conocido como Supercharger de Tesla. Al adquirir un Model S o un Model X, el propietario tiene un kilometraje para recargar gratuitamente en cualquier posta.

Debido a este problema, es necesario abordarlo con una cuestión, ¿será gratuita la recarga o deberemos pagar un precio encarecido si queremos utilizar los cargadores de alta potencia? El debate está abierto y para representarlo, aquí tienes 2 modelos diferentes.

Dubái, el país que mira el futuro a contracorriente

Hace unos días te mostrábamos cómo un país rico en petróleo quería depender lo menos posible, precisamente, de su ‘oro negro’. ¿Por qué? Muy sencillo. Las reservas de petróleo, pese a que aún queda alguna que otra década para que ocurra, están agotándose al hacer referencia a la cualidad ‘escasez’ que posee.

Por ello, una solución para garantizar la sostenibilidad en el futuro en una zona con un clima árido y desértico, es buscar otras fuentes de energía alternativas en el transporte. Y no, no nos referimos a la adquisición en masa de la moto voladora que posee la policía de la zona.

La versión eléctrica del Smart es una opción perfecta para circular por la ciudad. DesignBoom

Según se puede leer en Gulf News, el coche eléctrico disfrutará de aparcamiento gratuito en zonas reguladas, así como la recarga de sus baterías sin coste alguno o subvenciones a la compra.

¿Estamos ante el verdadero paraíso del coche eléctrico? Hasta ahora, a la espera de la posible introducción de una tasa, el lugar donde se pueden encontrar **más unidades por kilómetro cuadrado es Noruega***.

De todas esas medidas discriminatorias positivamente, hay que destacar la recarga gratuita. No hay que olvidar que esto supone un coste para el Gobierno del País, por lo que hay que entender que se prefiere la transformación del parque automovilístico de uno de los miembros que componen los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

El caso de Shell, una apuesta contraria a la de Dubái

Según se puede leer en Electrek, Shell, una de las compañías petrolíferas más destacadas del sector, acaba de anunciar la entrada en el accionariado de una de las compañías que mayor número de cargadores posee en Europa.

¿Por qué ha decidido invertir en NewMotion? La firma acérrima de los motores de combustión por el uso que realizan del petróleo sabe que debe virar hacia el mercado eléctrico. ¿Estamos ante un futuro formado por gasolineras que sean, durante el tiempo que dure la transición tecnológica, y electrolineras?

Por supuesto, cuando se adquiere una cantidad de cargadores que gira en torno a los 30.000 unidades, según te mostramos hace unos días, es lógico pensar que pretenda sacar un beneficio de la operación. ¿Cuál sería? El pago por electricidad, como si se tratase de una operación parecida a la actual con el motor de combustión cuando repostas carburante.

Habrá que estar atentos a cualquier otra operación de otra petrolera. De seguir el camino tomado por Shell, quizás podríamos esperar un mercado como el actual en cuanto a los repostajes. ¿Podríamos estar hablando de una competencia monopolística? Eso solo lo determinará la oferta y la demanda.

El próximo lustro será crítico en la automoción

Si observamos cómo ha avanzado el coche eléctrico en los últimos años, ¿qué podemos imaginar de lo que ocurrirá en el próximo lustro? Es difícil imaginar si la tecnología alternativa consigue equipararse a la combustión interna en relación a la comercialización.

La mejora de la infraestructura eléctrica condicionará al coche eléctrico

Sin embargo, el mercado no consiste básicamente en el seguimiento de las ventas. La disrupción debe ir acompañada de la disposición de una infraestructura eficiente en materia eléctrica. Las estaciones Wallbox, también conocidas como cargadores de pared de uso doméstico, serán una pieza fundamental en la ecuación.

Si se consigue mejorar la eficiencia a la hora de recargar las baterías, es muy posible que nunca debamos volvernos a preguntar si serán gratuitos o conllevarán un coste. Realizar la recarga en casa sería lo más cómodo de eso que no queda duda.