Desde hace unos días, Tesla se ha mantenido en el candelero a raíz de las polémicas decisiones que se han tomado desde la compañía y desde los órganos públicos en materia de regulación. Tras la interposición de una denuncia la semana pasada por la SEC, Elon Musk tuvo que decir adiós a la Presidencia de la compañía, debiendo pagar una multa por valor de 20 millones de dólares.

Si la semana pasada parecía que el problema se cernía sobre la compañía, ahora puede afirmarse que la movilidad sostenible que plantea el fabricante está más cerca de producirse que nunca. Al parecer, según se puede destacar en la noticia difundida por Electrek, se habría logrado una producción de hasta 80.000 unidades durante el tercer trimestre.

Tesla publicará próximamente las cifras oficiales de producción de la planta de Freemont

Apenas quedan unas jornadas para que el propio Elon Musk ofrezca los datos oficiales de producción y los que se corresponden con el apartado financiero. No obstante, fuentes muy próximas a la empresa habrían filtrado que los números que se esperan marcarán un antes y un después en la historia de la marca. ¿Está más cerca que nunca la concepción eléctrica en la automoción?

Echando unas cuentas muy rápidas, teniendo en cuenta que este último trimestre tiene 92 días, habría sido posible fijar una media de hasta 869 automóviles diarios salidos directamente de la planta de Freemont. Como es lógico, dentro de este registro se incluiría, como no podría ser menos, las unidades del Model S, Model X y Model 3 producidas.

¿Qué podemos destacar de los primeros rumores aparentemente extraídos de fuentes fiables? ¿Veremos en los próximos un ferviente interés de la marca por materializar su visión? La entrada en beneficios sería, sin duda, una nueva ola de estímulos en el fabricante para mantener el ritmo de crecimiento, el cual añadirá en unos meses la línea de ensamblaje en Europa.

Unos números que hacen temblar a la automoción más conservadora

Aquellos fabricantes que han apostado por posponer sus estrategias en torno al coche eléctrico podrían estar ya lamentándose por cómo está creciendo la cuota de mercado de esta tecnología. ¿Qué peso tendrá la entrega de decenas de miles de unidades del Model 3? ¿Y si a ello sumamos las de los Model S y Model X? Observando los números que se están barajando, es lógico asombrarse.

Tesla ha sabido componerse tras la renuncia de Elon Musk a la presidencia de la compañía. Somos eléctricos

Echando un rápido vistazo hacia el pasado más inmediato, no es de extrañar que Tesla comenzase una política de entrega de 5 minutos u organizar eventos para materializar decenas de pedidos en una sola vez. Al fin y al cabo, de Freemont estaban saliendo más de medio millar de unidades diariamente. De hecho, según informa esta fuente, se habría logrado un hito en fabricación.

Tesla suele culminar los trimestres apretando las cifras de producción

Al parecer, con el último sprint al que ya nos tiene acostumbrados Tesla, se habría logrado concluir hasta 2.000 unidades en 2 días para completar la cifra redonda de 80.000 unidades dispuestas en el mercado. Tras finalizar el segundo trimestre, Elon musk fue objeto de críticas en el sector al sentirse orgulloso por haber llegado a producir 7.000 unidades semanales.

¿Deberían comenzar a tomar en serio los hechos que están materializándose a medida que avanzan los trimestres? El mercado bursátil, acostumbrado a penalizar en exceso la política de la compañía, está viendo cómo el acuerdo de renuncia del magnate a la presidencia o estos rumores, está haciendo crecer la cotización a golpe de doble dígito al cierre de estas líneas.

Un crecimiento con la mente puesta en la rentabilidad

¿Es Tesla una compañía rentable? ¿Cómo es posible que la firma de Palo Alto mantenga estos estándares de confianza sobre el parqué cuando siempre incurre en pérdidas? La movilidad sostenible parece que, por fin, demostrará al mercado que no está reñida con la llegada de los beneficios. Lo espera hacer, además, con un salto exponencial en cuanto a economías de escala.

La gama premium de Tesla está formada por el Model S y el Model X. Crónica Global

Se esperan unos meses con fuertes turbulencias en Tesla. El inversor a largo en Tesla ha podido, por fin, coger aire tras unas jornadas que parecía que podrían ser determinantes. El coste de las baterías en Tesla son más bajos que nunca por la mejora de la calidad de las mismas, algo que ya está haciendo de este producto una nota diferencial.

El objetivo primordial de Tesla es conseguir producir automóviles competitivos

El aterrizaje del Model 3 a nuevos mercados como el europeo o el asiático culminará un año que parece que cambiará la dirección de la marca. La sostenibilidad de la firma está más cerca de nunca, por lo que el objetivo a medio plazo será la búsqueda de nuevos segmentos para seguir con la estrategia marcada; su llegada al público generalista.

Más en el corto plazo, la producción del Model 3 en su versión estándar se convertirá en el desafío más importante de la empresa para este año. Al fin y al cabo, producir un coche eléctrico capaz de competir contra la competencia premium con precios inferiores, será toda una novedad. ¿Está el coche eléctrico preparado para llegar al consumidor menos pudiente? Lo veremos.