Tesla, desde que inició su andadura en el mercado con el Roadster, se ha convertido en uno de los fabricantes que mejor opinión tiene por parte de los propietarios de alguno de los modelos que ha comercializado o produce en la actualidad. Esto seguirá siendo una de las premisas esenciales de la firma, pero lo cierto es que se enfrenta a un momento relativamente complicado.

La producción del Model 3 hará mucho más factible la consecución de un objetivo esencial para la compañía con sede en Palo Alto; convertirse en un fabricante de primer nivel en el ámbito generalista. Para ello, es preciso incrementar de manera exponencial los volúmenes de producción sin penalizar el trato diferencial con el cliente.

Tesla nos ha acostumbrado a ofrecer mejoras en su SO por medio de actualizaciones

Tesla, aprovechando la tecnología que ofrece en sus vehículos, cree que la diferenciación debe seguir viniendo a través de esta base. Por ello, continuamente se encarga de incluir novedades que afectan al sistema operativo que incluye cada unidad. Solo de esta forma podría haber sido posible la llegada de nuevas soluciones como el precalentamiento de baterías a través de la app móvil.

Una de las últimas soluciones que ha llevado a cabo y ha afectado a parte de los usuarios tiene que ver con las condiciones climáticas. Durante estos días, el huracán Florence asolará algunas de las regiones costeras de Estados Unidos, por lo que ya están siendo evacuados hasta un millón y medio de personas.

Se espera que los recursos económicos dispuestos para paliar la virulencia de este huracán se cuenten por unos cuantos millones de dólares. Mientras se traza la estrategia para contener sus efectos, Tesla ha creído oportuno ofrecer más autonomía a los clientes que poseen la opción de 60 kW con posibilidad de incrementarla a 75 kW, según se puede leer en Electrek. ¿En qué se traduce esta mejora?

La compatibilidad de las catástrofes naturas y el coche eléctrico

Huir de una tormenta tropical o un huracán con un coche eléctrico no parece ser lo más sensato, pero si es predecible, el viaje planificado del coche eléctrico podría ser más eficiente. Esto es así por las múltiples colas que hay que realizar en la gasolinera de turno en plena escapada. Si esto lo extrapolamos a Tesla, el resultado es todavía más efectivo.

Según se puede observar en las imágenes anteriores mostradas por el diario La Vanguardia, se puede observar cómo se esperan rachas de viento de hasta 220 km/h. Como es lógico, se espera que los daños materiales sean cuantiosos, hasta el punto de que se teme por la vida de muchas personas. ¿Solución? Dejar por unos días la residencia hasta que la tormenta escampe.

Los usuario de un Tesla Model S de 60 kW contarán temporalmente con 75 kW

La compañía fundada por Elon Musk es consciente de los muchos usuarios de la compañía que dejarán atrás temporalmente sus hogares. Para facilitarles la salida a los que poseen limitada la capacidad de la batería a 60 kWh, les permitirá estos días disfrutar de un extra de 15 kW, el equivalente a unos 50-65 kilómetros.

De igual manera, se podrá disfrutar de recargas completamente gratuitas en cualquier posta de una red Supercharger para todo aquel que no pueda disfrutar de este servicio sin coste de manera continuada. Todo ello, por supuesto, se realizará a través de una actualización que ya ha sido liberada vía OTA.

Servicios que solo es capaz de ofrecer Tesla en el mercado

Hace ya más de 6 años que la compañía con sede de producción en Freemot comercializa el Model S. Desde entonces, los demás fabricantes han tenido tiempo para analizar, incluso desguazar, y adecuar sus automóviles a las soluciones planteadas por esta empresa. Tras más de un lustro, todavía podría decirse que Tesla posee la tecnología más avanzada en cuanto a sistema operativo.

Los modelos de la compañías comenzarán a ofrecer mejores soluciones ante adversidades climáticas. Tesla

A decir verdad, esta solución no es la primera que vemos venida directamente desde la firma californiana. Hace justo un año, los usuarios de los Model S y Model X también se pudieron beneficiar de este tipo de políticas asistenciales cuando el huracán Irma azotaba el Mar del Caribe y el Golfo de México. ¿Qué ocurrió? Algo parecido a lo que ha llevado a cabo Tesla en esta ocasión.

Tesla está en plena etapa para convertirse en un fabricante generalista

En esta ocasión, no obstante, la marca de automóviles más destacada del panorama sostenible está enfrentándose a problemas que podrían derivar en una pérdida de la confianza del usuario. La llegada del Model 3 ha supuesto un revés en cuanto al trato con el cliente, hasta el punto de querer despachar automóviles en tan solo 5 minutos.

Los próximos meses serán cruciales para entender la nueva situación de una empresa que está en pleno camino de pasar a ser un fabricante generalista. La concepción de segmento premium se verá abocada a una sustitución paulatina si Elon Musk y su equipo de verdad quieren comandar la transformación del parque automovilístico hacia las mecánicas eléctricas.