El mes de marzo suele ser peculiar para Tesla. Tal y como te mostramos hace unos días, en estas 4 semanas, la marca con sede en Palo Alto suele realizar varios pronunciamientos de gran calado. Hace tan solo unos días, todo parecía indicar que la firma garantizaría una mejora de la competitividad de sus modelos con una bajada general del precio de toda la gama.

Ahora, tras unos días en los que se ha podido observar un incremento de la demanda y algún que otro cabreo, se ha decidido renunciar a parte de esta reducción en el coste. ¿Cuáles son las causas que han derivado en el enésimo cambio en los precios? Este nuevo hecho pone en evidencia a la marca, ya que se trata de un error propio de una marca incipiente en el sector.

La versión Standard Range mantendrá su precio inicial de 35.000 dólares

Esta nueva modificación correctiva afectará a toda la gama en prácticamente la totalidad de las versiones. Sin embargo, se ha querido mantener el precio original de 35.000 dólares para la versión básica del Model 3, es decir, la Standard Range. Aun así, ¿cómo afecta el cambio en los precios en el resto de productos? Es importante destacar que se ha decidido aplicar su suplemento del 3%.

Como es lógico, esto ha suscitado críticas por la actuación de Tesla. ¿Por qué esta subida tan gratuita de los automóviles de la firma? ¿Estamos ante una marca que vive el día a día sin una programación exhaustiva de tiempos de producción y expectativas de comercialización? Este anuncio, no obstante, parecía estar descontado en el parqué bursátil, ya que apenas ha habido fluctuaciones.

Esta medida, por tanto, solo penalizará a una compañía que hace tan solo unos días anunció que renunciaría a la comercialización de sus productos en tiendas. Tras aquel polémico anticipo, todo parece indicar que se ha querido rectificar por una cuestión primordial; Tesla todavía necesita estar muy próximo al potencial cliente para incrementar las ventas.

Un cálculo erróneo que reducía la competitividad de Tesla

La reducción radical del número de establecimientos era primordial para reducir el coste de producción de cada unidad de los Model S, Model X y Model 3. Esto, no obstante, no ha sido bien acogido por el mercado, por lo que se ha decidido no cerrar tantas tiendas como se presumía. Para preservar el liderazgo, se ha confirmado que los precios incrementarán su valor en un 3%.

La actual gama de Tesla está comprendida por el Model 3, Model S y Model X. Pinterest

Este nuevo apunte, el cual podrá variar parcialmente dependiendo de la región en la que se produzca la compra, afectará al núcleo principal de las variantes que se comercializan en la actualidad. De hecho, Tesla ha asumido el error a través del comunicado correspondiente. Y bien, ¿cómo queda la gama del fabricante californiano? Veamos la nueva lista de precios.

De 1.300 a 1.700 euros es lo que podría incrementarse cada nueva unidad vendida. Estos datos, aproximados, podrían variar en relación a las variables que fija Tesla para comercializar sus productos. Al fin y al cabo, adquirir un Model S, por ejemplo, en California, no es lo mismo que hacerlo en el mercado europeo.

Por ello, no es posible realizar una conversión que incluya el incremento teórico del precio, ya que habría que incluir los costes de transporte, la carga impositiva de cada mercado nacional, el precio básico en dicha área, etc. Lo único que es cierto es que la firma de coches eléctricos más laureada de la movilidad contará con un margen extra del 3% frente al que tenía hace solo unos días.

El eje fundamental de su venta seguirá siendo la vía digital

Tesla ha decidido mantener su apuesta por los recintos exclusivos de venta. Sin embargo, se mantendrá comercio electrónico como la principal línea de venta de su gama de automóviles. Este paso se ha visto incentivado por el mantenimiento del clásico canal de comercialización como primera alternativa a la hora de comprar un bien de las características de un coche.

El Tesla Model X es uno de los crossovers más destacados del mercado. Tesla

La actual gama sigue comandada por los Model X y Model S, pero la verdadera puesta de largo como fabricante de automóviles generalistas llega de la mano del Model 3 y del Model Y. La firma comandada por Elon Musk tiene ante sí el reto más destacado en movilidad sostenible de cuantos otros se tiene constancia. Ahora bien, ¿está preparada para asumir este desafío?

La construcción y aumento de capacidad de las factorías será el eje fundamental para acometer las inversiones. En las próximas semanas terminará la fase final de desarrollo de la fábrica de China, algo que permitirá multiplicar el ritmo de producción de la berlina de acceso. De hecho, podría decirse que el Model Y será una realidad gracias a la culminación de estas instalaciones.