La movilidad sostenible se ha convertido en uno de los segmentos que está contando con un mayor crecimiento en el sector. Algunos de los principales fabricantes han comenzado a modificar sus estrategias con el objetivo de adaptarse a las condiciones del mercado que predominarán en los próximos años en la industria. Como bien dice el dicho; innovar o morir.

El grupo Volkswagen, una de las principales potencias en el mercado de la movilidad convencional, se ha convertido en uno de los que más está contribuyendo al desarrollo de opciones eléctricas. En este sentido, el año 2017 podría decirse que fue el que dinamitó el mercado con mecánicas de combustión interna. En el Salón de Frankfurt de aquel año, un nuevo horizonte se marcó.

El escándalo de las emisiones ha supuesto un antes y un después en la movilidad

La marca que dio lugar al escándalo de las emisiones, más conocido como Dieselgate, decidió limpiar su imagen con una estrategia orientada a la reducción real de la contaminación. En este sentido, solo las mecánicas eléctricas permitirían eliminar la huella de carbono que asola a las principales urbes del mundo cada día.

Ahora, tras el impulso al coche eléctrico ofrecido en esta nueva estrategia, se ha decidido incrementar, todavía más, los esfuerzos en esta tecnología. El incipiente crecimiento de Tesla parece estar detrás de esta nueva actualización. A estos efectos, es importante recordar que el Model 3 no para de incrementar su facturación cuando estamos a punto de conocer el futuro Model Y.

¿Qué podemos destacar del posicionamiento de Volkswagen a este respecto? El holding empresarial germano, uno de los más potentes en la industria, enfatizará su apuesta por el mercado eléctrico en busca de una mayor competitividad. La próxima década será fundamental para adaptarse a este nuevo panorama, algo que ya está sintiéndose en el mercado.

Más apuesta con el objetivo de abaratar el coste por coche vendido

El coste unitario es una de las principales fuentes de información de las corporaciones. Este dato permite obtener el precio al que se está dispuesto a comercializar un determinado producto o cuál es el margen de venta. Reducir este valor es clave para entender el futuro de la tecnología eléctrica en la industria. ¿Qué podemos esperar de Volkswagen?

La línea I.D. de Volkswagen comenzará el próximo año con la producción de un compacto. Motorsol

Tal y como se puede leer en el portal Electrek, el grupo Volkswagen, a través de todas sus marcas, se ha fijado como principal objetivo comercializar hasta 70 modelos eléctricos, los cuales significarían hasta un total de 20 millones de unidades en los próximos 10 años. ¿Estamos ante un horizonte demasiado optimista? A tenor por las inversiones que se esperan realizar, podría decirse que no.

Volkswagen comandará la llegada de las mecánicas eléctricas en su oferta

Para conseguir estas cifras, será fundamental sacar al mercado un producto que disponga de un precio competitivo. A estos efectos, se especula que el I.D podría ser el verdadero germen en movilidad eléctrica en Volkswagen y todas sus filiales. De hecho, se espera que alguna versión de acceso pueda reducir en los próximos años un precio psicológico inferior a los 20.000 euros.

¿Qué podemos esperar del fabricante germano en algunas de sus filiales? La electrificación de la gama llegará de la mano de la la propia marca matriz, Volkswagen. La línea I.D, que cuenta actualmente con un total de 5 prototipos, podría marcar la línea esperable en el resto de las marcas que componen al grupo automovilístico más destacado de Europa.

Un nuevo concepto de competitividad anticipándose a la demanda

El coche eléctrico futurista de Volkswagen llegará en los próximos meses. En la actualidad, únicamente está disponible el e-Golf, una versión basada en la alternativa convencional que apenas introduce cambios destacables respecto a cualquier opción de combustión interna. Aun así, este modelo es el que ha contribuido al desarrollo de esta estrategia.

El e-Golf marcará el futuro eléctrico de Volkswagen en los próximos años.

En la planta que la firma posee en Dresden, Alemania, Volkswagen produce esta opción bajo una tirada irrisoria, de apenas unas decenas de unidades al día. Aun así, la denominada como Factoría de Cristal, ha conseguido erigirse como el centro neurálgico en movilidad sostenible en Europa. La La firma ha conseguido crear una experiencia de producción única en el mercado.

Volkswagen encabezará una revolución tecnológica en movilidad sostenible

Esta actualización vuelve a constatar cómo el segmento eléctrico no para de incrementar su cuota de mercado. Todavía es muy reducida en comparación con las opciones tradicionales de combustión interna, pero cada día es más palpable el crecimiento de la demanda y la oferta.

Los próximos años se antojan muy optimistas de cara a la llegada de muchos más modelos y a precios más competitivos. ¡Hasta la autonomía y potencia de carga mejorarán de forma notable! La apuesta por el coche eléctrico ha comenzado a producirse de la mano de los principales fabricantes. ¿Hay vuelta atrás? Todo parece indicar que no.