Hay que ver qué obsesión tienen los multimillonarios por recorrer el universo y si es posible, hacerlo suyo. Del mismo modo que el sueño de Elon Musk es enviar gente a Marte con su SpaceX para 2024, Jeff Bezos tiene una visión mucho más práctica y "solo" se conforma con hacer lo propio en la luna.

La luna podría ser el próximo lugar en ser explotado

Y es que el prolífico CEO de Amazon es a su vez el CEO de Blue Origin, su proyecto espacial para tal fin. En declaraciones a GeekWire durante la pasada Space Development Conference de Los Angeles, Bezos insistió en su decisión no solo de lograr que un número de personas normales y corrientes viajen a la luna, sino que se establezcan allí en una colonia permanente.

Blue Origin: Objetivo la luna

Puede que Bezos haya revolucionado el comercio online con un catálogo bestial ofrecido a precios increíbles y una logística de infarto (si bien las quejas de sus trabajadores y las filtraciones sobre sus condiciones dejan bastante que desear), pero en realidad al CEO de Amazon no le gusta demasiado nuestro planeta… al menos para la industria.

La Tierra no es un buen lugar para hacer industria pesada. Lo ideal es que más pronto que tarde (hablo de décadas, quizás 100 años) hagamos estas cosas en el espacio, porque tendremos mucha más energía.

El sol puede proporcionar toda la energía que la sociedad actual necesita

En la visión del futuro según Bezos habrá millones de personas viviendo y trabajando en estaciones solares por todo el sistema solar, algo que permitirá que la humanidad aproveche una fuente energética tan importante como es el sol.

O sea, que mientras el legendario científico Stephen Hawking tenía en Alpha Centauri la última esperanza para salvar a la humanidad, Bezos tiene entre sus objetivos espaciales colonizar para seguir consumiendo recursos y contaminando a escala interplanetaria.

Para Bezos, el lugar lógico para comenzar su andadura espacial es la luna, porque está cerca, está bañada por energía solar y además cuenta con agua congelada cerca de sus polos. ¿Por qué explorar el espacio exterior cuando la luna siempre ha estado ahí?

Ilustración de Blue Moon. GeekWire

La idea es bastante sencilla: Blue Origins planea construir su plataforma lunar Blue Moon en colaboración con la NASA, algo que aligeraría considerablemente todas las operaciones. Pero del mismo modo que Elon Musk planea lanzar una web contra la prensa en cuanto lee reseñas negativas contra él o sus proyectos, Jeff Bezos no lleva demasiado bien no salirse con la suya. Así que, ¿qué pasaría si la NASA no colaborase con Blue Origins?

Lo haremos igualmente, incluso aunque la NASA no participe.

Y es que tras llegar al espacio, la humanidad se encuentra inmersa en una nueva carrera espacial en la que las startups proliferan como setas. Si la NASA no colabora, otra firma como puede ser el SpaceX de Elon Musk seguro que se sumará al proyecto. O incluso ha puesto sus ojos en Europa y su agencia espacial.

Según sus declaraciones recogidas por Mashable:

La futura villa lunar tiene ese concepto colaborativo por el cual todos construiremos nuestras estaciones cerca los unos de los otros por si en algún momento necesitamos ayuda.

Construir una estación lunar, un cohete y una lanzadera no es tarea fácil, pero Blue Origin está empeñado en lograrlo. Y el emporio Amazon tiene el suficiente dinero para pagarlo.