Volkswagen está inmersa en una profunda transformación. Ya son varias las plantas de la compañía que están comenzando a sufrir adaptaciones para albergar la producción de coches eléctricos en un futuro. ¡Por no mencionar las instalaciones que posee en Dresde! Estos movimientos están enmarcados dentro de la estrategia que se llevará a cabo hasta 2025 y 2030.

La movilidad sostenible es el eje principal de esta nueva filosofía de la compañía, pero lo cierto es que no solamente se ha puesto foco en la eliminación de las emisiones contaminantes. La inclusión de soluciones como los sistemas autónomos o la llegada de nuevas líneas de negocio anexas tendrán, también, un papel destacado.

Volkswagen realizará una de las inversiones más destacadas en infoentretenimiento

La conectividad, como es lógico, será fundamental para entender las nuevas necesidades del consumidor. En este sentido, Volkswagen se ha posicionado como una de las empresas que más contribuirá para lograr el sistema operativo más estándar del mercado. ¿Cómo pretende lograrlo? Según se puede leer en Engadget, 4 mil millones de dólares podría ser la respuesta a esta cuestión.

Esta partida de presupuesto estaría pensada para diseñar y distribuir un SO completamente disruptivo frente a la oferta que hay actualmente. El objetivo sería plantar el sistema utilizado por Tesla en relación con su propia oferta de vehículos. ¿Cuáles serían las principales cualidades a destacar por una tecnología que se comercializaría en la industria?

Este movimiento sería una nueva manera de determinar cómo el fabricante alemán, perteneciente al grupo Volkswagen, tiene entre ceja y ceja competir con el modelo desarrollado por la firma de Palo Alto y comandada por Elon Musk. Así pues, veamos cómo puede influir esta nueva estrategia en la manera de competir en términos de innovaciones basadas en la conectividad.

Un sistema operativo a la altura en la automoción

Hasta este momento, lo más propio que hemos observado en relación con sistemas operativos aplicados a la automoción ha sido la oferta propuesta por Android y Apple. Tanto Apple Car como Android Auto no se han conseguido posicionar como opciones de alto valor en este segmento, lo que está llevando a algunas compañías a rechazar el empleo de estos modelos.

El concepto I.D será la base de desarrollo eléctrico en Volkswagen. Autogaleria

¿Será Volkswagen la firma que cambiará los patrones de la conectividad para el usuario? Basta con ver el sistema operativo de Tesla para darse cuenta de lo avanzada que está la firma de Palo Alto o, por el contrario, los atrasos que se están produciendo en el resto de fabricantes. Sin duda alguna, la presencia de actualizaciones vía OTA está siendo la nota diferencial.

Las actualizaciones vía OTA se han posicionado como ventaja competitiva en el sector

Este planteamiento permite incluir y liberar mejoras destacables desde una central. ¿Imaginas poder disponer de soluciones como el precalentamiento de baterías a través de la app? Este es un solo ejemplo de las muchas innovaciones que podrían realizarse modificando unos parámetros de la centralita a través del software.

En la actualidad, ya se estaría barajando cómo introducir este nuevo sistema operativo, el cual estaría disponible ya en 2020 de la mano del I.D. La futura línea completamente alternativa en Volkswagen incluirá soluciones destacadas en materia de conectividad e infoentretenimiento gracias a estas partidas de presupuestos tan notables.

Un mercado todavía por explotar, ¿por qué no termina de arrancar?

Tesla, 6 años después del lanzamiento del Model S, todavía sigue contando con el mejor sistema operativo del mercado. Es uno de los pocos que permite al usuario disfrutar de actualizaciones que otorgan la posibilidad de usar nuevas funciones o mejorar las propias características de las soluciones implementadas anteriormente.

El Tesla Model S continúa disponiendo de uno de los interiores más destacados del mercado. Ruta Motor

El objetivo de Volkswagen es crear una solución todavía más atractiva que pueda ser comercializada a otros fabricantes. Convertir su futuro sistema operativo en una herramienta homogénea se ha situado como una de las prioridades a materializar en los próximos años. Para ello, se contará con un equipo especializado en la creación de este tipo de plataformas.

El sistema operativo de Volkswagen deberá ser más innovador que el que ofrece Tesla

Como es lógico, este software solo podría tener sentido si se pudiesen configurar todos los parámetros del vehículo. Entre ellas, se debería poder tener acceso a las ayudas a la conducción autónoma, al sistema de infoentretenimiento y a la gestión de las baterías eléctricas en relación a los diferentes modos de respuesta. De esta manera, se igualaría la oferta que ofrece Tesla.

¿Por qué este nivel de exigencia? Hasta este momento, la excusa estaba relacionada con el precio del Model S y Model X. Ahora, teniendo en cuenta que el Model 3 dispone de un precio más próximo al de una berlina media del sector, no es práctico comercialmente ofrecer tecnología que apenas ha sufrido cambios en los últimos años.