La Xbox One es una consola muy peculiar, puesto que es la única del mercado que tiene tres modelos diferentes a la venta. Bueno, técnicamente dos (la Xbox One original y la Xbox One S), pero como la Xbox One X es una versión mejorada y extra-vitaminada de la consola de Redmond, hemos querido incluirla en esta detallada guía de compra.

Podrás escoger entre tres increíbles modelos según tus necesidades y tu bolsillo, así que no lo dudes y despeja cualquier incertidumbre que pudieras tener sobre las opciones consoleras de Microsoft si es que estás pensando adquirir uno de estos sistemas ahora que se acercan las suculentas rebajas. ¿Eligirás precio, más prestaciones o pura potencia?

Tres caras de la misma moneda

Ni que decir tiene que cualquiera de las tres consolas son bestias pardas del entretenimiento a pesar de que pueda existir una diferencia notable en lo que cada uno de los modelos es capaz de hacer. Con todos ellos podrás jugar a los títulos de Xbox One, y a aquellos de Xbox y Xbox 360 que ya estén adaptados para el emulador de los nuevos sistemas.

Todas son diferentes, pero comparten un fin único: la diversión

También contarás con la posibilidad de disfrutar del mejor juego online con los servidores de Xbox Live, algo por lo que las consolas de Redmond son bien conocidas. Podrás usar todos tus accesorios compatibles con Xbox One en todas ellas (obviamente) y visualizar tus Blu-Ray favoritos (aunque sólo podrás reproducir Blu-Ray 4K y HDR en la One S y X).

Buena, bonita, barata: Xbox One

Es la "benjamina" de la marca, aunque sea titánica en tamaño. Es el "más básico" de los tres modelos aunque no por ello deja de ser una gran consola. A pesar de que este sistema en concreto cuenta con pocas unidades que sigan en comercialización, quizás aún puedas encontrarla en alguna tienda online a buen precio.

La Xbox One original es más gorda que El libro gordo de Petete, pero una gran consola después de todo. Taringa

En resumen, estas serían las características más relevantes de la Xbox One original, que han sido mejoradas para su versión más perfeccionada, la Xbox One S, y requetemejoradas para su "mega evolución", la Xbox One X, como veremos en los siguientes apartados.

Características Xbox One
Dimensiones 263 x 343 x 80 mm
Peso 3,5 kg
CPU AMD semi-personalizada a 1,75 GHz, 8 núcleos
GPU AMD 7000 Series (Durango) con 1,31 TFLOP
RAM 8 GB DDR3 a 68,3 GB/s
Almacenamiento interno 500 GB/1 TB HDD
Unidad de disco óptico Blu-Ray/DVD
HDMI 1.4
Audio 3D Windows Sonic, preparada para Dolby ATMOS
Conectividad 3 USB 3.0, 1 HDMI 1.4, 1 Kinect, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n, Ethernet
Precio 299 euros o menos

Un toque mágico extra: Xbox One S

Casi tres años después de la salida de la Xbox One en 2013, Microsoft decidió dar un golpe de efecto y mejorar mucho el diseño y la forma de la consola original, sin perder sus marcadas líneas: así nació la Xbox One S. A diferencia de su hermana, la Xbox One S no sólo tiene un tamaño más compacto sino que incluye una serie de mejoras que aumentan su rendimiento y posibilidades.

Esta consola no sólo es un 40% más pequeña que la Xbox One Original, también es más capaz y un casi nada más potente. Trusted Reviews

Por ejemplo, la Xbox One S tiene un reproductor de Blu-Ray 4K, WiFi ac y HDMI 2.0, por lo que puede dar soporte al contenido multimedia en HDR. Evidentemente, con la potencia de la One S no se podría crear una máquina para el juego en 4K "real", por lo que Microsoft dejó esa baza para el 2017 y atacar la PS4 Pro de Sony con su Xbox One X. Estas son las características más relevantes de la One S.

Características Xbox One S
Dimensiones 295 x 230 x 64 mm
Peso 2,9 kg
CPU AMD Jaguar a 1,75 GHz, 8 núcleos
GPU AMD Radeon con 1,4 TFLOP
RAM 8 GB DDR3 a 68,3 GB/s
Almacenamiento interno 500 GB/1 TB/2 TB HDD
Unidad de disco óptico Blu-Ray 4K HDR
HDMI 2.0
Audio 3D Windows Sonic, preparada para Dolby ATMOS
Conectividad 3 USB 3.0, 1 HDMI 2.0, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, Ethernet, Bluetooth 4.0, IR blaster incorporado
Precio 299 euros o menos

Como puedes comprobar, es una consola mejor que la Xbox One original, por lo que, a no ser que encuentres una oferta muy suculenta para la primera Xbox One (y si no estás dispuesto a gastarte más de 400 euros en la Xbox One X), la Xbox One S es la mejor compra que puedes hacer, ya que la One S comparte varias similitudes con la One X y cuesta bastante menos.

Poder absoluto: Xbox One X

Es la consola más potente del mercado, se mire por donde se mire, y una excelente y refinada obra de ingeniería. Es la Xbox One más compacta de las tres, aunque su reducido tamaño viene acompañado de un peso notablemente superior a las anteriores versiones, aunque esto no es algo que deba de preocuparte en absoluto.

La Xbox One X es la bestia parda del mundo de las consolas. Si quieres potencia y rendimiento, no hay otra igual. TechCrunch

La característica más destacable de la Xbox One X es su impresionante potencia, con sus 6 Teraflops y 12 GB de RAM a 326 GB/s es capaz de ofrecer un juego en 4K muy fluido (aunque no en todos los títulos disponibles), sobrepasando lo que es capaz de hacer la PS4 Pro de Sony.

Te estarás preguntando si tanta potencia se nota y la respuesta es: depende. Obviamente, los números son los números, y si tienes una pantalla 4K grande y con un buen HDR, notarás la diferencia.

Si juegas en una tele "normalita", no creas que serás capaz de distinguir la resolución más pulida de la Xbox One X si la comparas con la PS4 Pro. De lo que no hay ninguna duda es que en la Xbox One X disfrutarás de la experiencia de juego más fluida y dinámica, sea en resolución 4K o no; los datos no mienten:

Características Xbox One X
Dimensiones 299,97 x 239,77 x 59,94 mm
Peso 3,81 kg
CPU AMD personalizada a 2,30 GHz, 8 núcleos
GPU AMD personalizada a 1.172 MHz, 40 CUs, características Polaris con 6.0 TFLOPS
RAM 12 GB de GDDR5 a 326 GB/s
Almacenamiento interno 1TB HDD
Unidad de disco óptico Blu-Ray 4K HDR
HDMI 2.0
Audio 3D Windows Sonic, preparada para Dolby ATMOS
Conectividad 3 USB 3.0, 1 HDMI 2.0, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, Ethernet, Bluetooth 4.0, IR blaster incorporado
Precio 499 euros (se puede encontrar por menos)

Si quieres la experiencia Xbox más potente y completa, tu nueva consola ha de ser la Xbox One X, sin ningún atisbo de duda. Sus características justifican su precio y la verdad es que no le falta absolutamente de nada. ¡Compruébalo!

Hay Xbox One para todos los gustos, y para todos los bolsillos

Si ya tienes una Xbox One S, y en tu salón no tienes un televisor 4K de esos que quitan el sentido, quizás no te compense el cambio a una Xbox One X. Con la One S tendrás mucho por muy poco, aunque no puedas jugar en 4K ni la experiencia sea tan fluida. Si tienes una Xbox One original desde los albores de los tiempos, el cambio a la One X te compensará mucho más, empezando por las posibilidades 4K y terminando por su diseño más compacto y deslumbrante.

La Xbox One X es la mejor consola del mercado, de momento

Si estás pensando en comprar una Xbox One, ya que no tienes ninguna, te compensará ahorrar un poco o esperar a que la Xbox One X baje de precio, ya que te ofrece todo lo que te ofrecen las demás con una potencia muy mejorada, como puedes comprobar en la página de Microsoft. Hay una Xbox One para todos los gustos y, sobre todo, para todos los bolsillos.

Si estás entre la PS4 Pro y la Xbox One X y no logras decidirte te diremos lo siguiente: si buscas la potencia de un ordenador de sobremesa y te deseas el 4K real por encima de todo, escoge la Xbox One X; si quieres jugar en "casi 4K" y no tienes una tele del copón, y prefieres los juegos interesantes/exclusivos por encima de la potencia pura, escoge la PS4 Pro.