Todos sabemos que los juegos de rol son de los que más público atraen y de los que más filias y fobias causan entre los jugadores. Esto puede que sea una causa directa del gran esmero y de los muchos recursos que ponen las diferentes desarrolladoras para crear este tipo de títulos. Ya sean sagas de leyenda como la muy querida The Legend of Zelda o la muy aclamada The Elder Scrolls.

¿Estarás de acuerdo con nuestra lista de los 15 mejores juegos de rol?

En este artículo era necesario hacer un recordatorio de los mejores juegos RPG más actuales, que nos han hecho vivir momentos realmente emocionantes en nuestras consolas e incluso, después de tantos años, han conseguido revolucionar su propio género para crear experiencias originales y novedosas que han conquistado los corazones de gamers y críticos de todo el planeta. ¿Quieres conocer nuestra selección?

Undertale es uno de los títulos RPG indie con estilo retro más únicos de los últimos años. Wikia

1. Legend of Zelda: Breath of the Wild

¿Cómo no iba a ser lo nuevo y más rompedor de la saga The Legend of Zelda el número uno de nuestra y de cualquier lista? No es porque esté de moda, o porque queramos unirnos a la moda de aupar los reboots de las sagas más clásicas, Breath of the Wild merece ser el número uno por méritos propios: un diseño de niveles excepcional, un mapa enorme que descubrir, un combate excitante y original, un montón de pruebas por superar, y un mundo tan complejo y rico que cuesta creer.

Sin duda, Nintendo sabía lo que se traía entre manos cuando decidió cambiar las mecánicas de juego de Zelda y adaptarlas a un mundo abierto que casi no conoce límites. La sensación de libertad que se crea cuando exploramos este nuevo Hyrule no conoce igual, pues cada vez que uno se adentra en sus profundidades descubre algo nuevo. Breath of the Wild es un RPG que te permite hacer de todo, y lo hace tremendamente bien.

2. The Witcher 3: Wild Hunt

The Witcher 3 sigue las aventuras de Geralt de Rivia, un "brujo" encargado de resolver los conflictos entre el mundo de los monstruos y el de los humanos, dando caza a las criaturas o mediando para llegar a un acuerdo más o menos pacífico. El mundo de The Witcher es también muy rico y lleno de detalles, y sus gráficos sublimes hacen que sea una aventura que entra por los ojos sin ningún esfuerzo. A esto hay que sumarle una historia profunda y muy arraigada en el legendario medievalista.

The Witcher 3 engancha por la cantidad de misiones que se pueden realizar y por la calidad de las mismas, que nunca llegan a aburrir ya que son tremendamente variadas. El argumento principal, Geralt buscando a Ciri que huye de los habitantes de otros planos denominados The Wild Hunt, es increíblemente cinematográfico, y los diversos giros que se producen son espectaculares y muy emocionantes. Toda una joya del rol que no debes de perderte.

3. The Elder Scrolls V: Skyrim

Otro de los grandes de entre los grandes es Skyrim, el juego de Bethesda que más generaciones y versiones de consolas ha visitado. No sólo ha sido un título pionero que ha creado escuela y ha influido enormemente en videojuegos como Breath of the Wild o The Witcher 3, los cuales emulaban, en cierto sentido, el sistema de mundo abierto lleno de eventos que perfeccionó Skyrim, sino que también ha sido una de las entregas con una de las historias y argumentos más interesantes del mundo gamer.

Skyrim puede que sea uno de los RPGs modernos más dinámicos y completos de cuantos se hayan creado, ya que supo introducir la mecánica más tradicional del rol japonés, con densos textos y opciones, en un entorno en el que el jugador había de decidir rápido, fluidificando la partida. Y cómo olvidarse del mundo de corte medieval, con sus distintas razas, facciones y cultos que podíamos explorar sin temor alguno en la piel del Nacido del Dragón: simplemente brillante.

4. Horizon: Zero Dawn

Nadie se esperaba, o más bien, nadie supo ver que los personajes femeninos podían tener un tirón enorme hasta hace muy poco, a pesar del tremendo éxito de una saga como Tomb Raider en los 90 y en la más rabiosa actualidad. Esto cambió, en cierto modo, con la llegada del título de Guerrilla Games Horizon: Zero Dawn, que demostró que las mujeres pueden ser protagonistas de historias increíbles y llenas de acción.

Además de contar con unos gráficos muy potentes, Horizon cuenta con un mundo tremendamente interesante y lleno de dinosaurios mecanizados que amenazan con arrasar el mundo conocido. Su novedosa mecánica de juego, unida a un argumento tan bueno que hasta dan ganas de comer unas cuantas palomitas, se entretejen para ofrecer un título realmente único en su especie y que no ha tenido que imitar a nadie para hacerse con una legión de fans.

5. Bloodborne

Este juego nace de la necesidad de continuar con el legado de una gran saga como es Dark Souls, pero ofreciendo una mecánica un poco diferente, pero con una acción igualmente desbordante. Es cierto que es un título con una dificultad elevada para aquellos con poca paciencia para esquivar y propinar buenos ataques. Su ambientación es otro de los puntos claves para entender la majestuosidad de este videojuego, ya que consiguen que te metas de lleno en la acción.

La gran variedad de criaturas que pueblan las sombrías y oscuras calles de Bloodborne intentarán terminar con tu vida a la mínima oportunidad y, lo quieras o no, lo conseguirán en más de una ocasión. También tiene una historia que cuenta sin contar, y en la que nuestra imaginación y capacidad para crear contexto, son completamente necesarias para disfrutar al 100% de este RPG de acción.

6. Monster Hunter: World

Muchos creen que la mecánica que han puesto de moda los Dark Souls vienen de esa misma saga, pero no, es una dinámica puesta en marcha por los títulos de Monster Hunter. Evidentemente, esta mecánica se aplica a un modo de juego que se basa en capturar diferentes clases de monstruos que aportan determinados materiales con los que mejorar tus armaduras y armas.

Es un juego realmente intenso e interesante, que hará las delicias de aquellos que disfruten de batallas en las que la táctica es la principal forma de conseguir la victoria. Monster Hunter: World engancha desde el momento uno y, además, es una de las pocas entregas de la saga que permite a los no iniciados aprender a jugar y disfrutar de la caza de enormes monstruos. Si deseas algo que te saque de la rutina del rol más secular, esta ha de ser una de tus elecciones principales.

7. Persona 5

Los occidentales no somos muy fans de los JRPGs (Japanese Role-Playing Games) que nos obligan a leer y leer diálogos interminables, aunque esto nos deje sin disfrutar de los mejores juegos de rol de la historia presente y pasada de la industria del videojuego. Pero Persona 5 es quizás una de las excepciones a la regla que consigue un equilibrio entre argumento y acción, creando un universo dinámico y profundo, inmensamente disfrutable desde todos los puntos de vista.

Además, este juego ofrece una variedad increíble, en el que cada misión que hay que realizar se entrecruza con tareas variopintas como ir a clase o realizar actividades extraescolares. Una entrega tremendamente original y única que hará que las horas se te pasen volando, a pesar de lo mucho que este título requiere de ti como jugador. Y es que el mejor rol japonés es increíblemente entretenido, a pesar de lo que digan las "malas lenguas".

8. Dark Souls 3

La saga de Dark Souls demostró que los juegos difíciles eran tan necesarios como aquellos para todos los públicos y, como suele ocurrir con los juegos rompedores, marcó escuela y creó una larga tendencia de entregas que tratan de imitar lo esencial de esta serie tan mundialmente conocida. Dark Souls 3 contiene acción a raudales en un mundo medieval sacado de las imaginaciones más salvajes que uno se pueda imaginar.

Esta entrega es realmente potente, e incide en lo mejor y único de los dos títulos anteriores: los combates y la exploración del entorno. Con unos gráficos de infarto que quitan la respiración, explorar se convierte en todo un placer, sólo truncado por las decenas de enemigos que pueblan sus escenarios y amenazan con quitarnos la vida. Pruébalo y verás que nunca has vivido emociones tan intensas como con este juego.

9. Borderlands 2

Su mejor baza son las misiones secundarias que te obligan a hacer cosas extrañamente ridículas y con mucho contenido humorístico. Además, su gran variedad de armas y de estilos de combate posibilitan crear casi una experiencia de juego a medida. La historia es otro punto a tener en cuenta, pues es divertida en su justa medida y con un punto dramático muy interesante que consigue darle el equilibrio justo y necesario para mantenerte enganchadísimo.

10. Fallout 4

La última entrega de la serie Fallout puede que no sea la mejor considerada por los fans, pero es igualmente grandiosa. Situada en un mundo abierto post-apocalíptico lleno de cosas por descubrir y por hacer. La historia de desgarro de unos padres que han intentado sobrevivir al "final del mundo" es uno de los principales atractivos de este título, y te llevará a descubrir cosas realmente impresionantes y que nunca te esperarías en un primer momento.

Además, podrás recordar momentos anteriores al "apocalipsis" del juego que proporcionarán los detalles necesarios para entender el devenir del juego mucho mejor. Si eres fan de "la otra saga" de Bethesda, no puedes perderte esta entrega que permite hacer muchísimo más que sus predecesoras e incluso, en ciertos momentos, mejor que las mismas.

11. NieR Automata

Este título ha sido una de las grandes sorpresas del mundo de los videojuegos, sin duda. Platinum Games ha sabido sacar los puntos fuertes de una historia en la que los androides son los más absolutos protagonistas y no se cansan de preguntarse constantemente "¿por qué?". Una pregunta de muy difícil respuesta, pero con una impresionante puesta en escena hasta la resolución final del conflicto.

NieR Automata es un RPG de acción que no oculta ninguno de sus logros, sean sus cuidados gráficos, su profunda y sorpresiva historia, o las batallas más dinámicas e intensas de los videojuegos. Todo lo que hace lo hace impresionantemente bien, e incluso muchos no fans de los juegos de rol se han enganchado a su vertiginoso desarrollo non-stop.

12. Stardew Valley

Un título indie con mucha personalidad y con unas posibilidades de interactividad impresionantes, que bebe de fuentes tan exitosas como Harvest Moon, Animal Crossing o, en mucha menor medida, Minecraft. Cuidar de tu granja será de las mejores actividades que has hecho en mucho tiempo, y te darás cuenta que las actividades "lentas y repetitivas" también tienen un gran atractivo.

13. Undertale

Otro juego indie con una grandísima personalidad y una historia que romperá cualquier corazón, hasta el más duro, ha logrado hacerse con un hueco en el "olimpo" de los juegos de rol. Su estética retro tan cuidada y sus ingeniosos diálogos están salpicados de un gameplay realmente original y divertido, en el que incluso no tendrás ni que luchar para lograr superarlo.

Simplemente necesitarás pensar antes de actuar, y darte cuenta de que la falta de ataque puede ser tu mejor arma. Si deseas jugar a un título fresco y que no se parezca mucho a nada de lo que ya has jugado, Undertale te deslumbrará con una aparente sencillez plagada de detalles realmente inesperados, que te dejará boquiabierto. Lo dicho, imprescindible sí o sí.

14. La Tierra Media: Sombras de Guerra

Sombras de Guerra es la entrega posterior a Sombras de Mordor y supera con crecer a la primera entrega de esta nueva IP. No sólo porque ofrece una acción más comedida con más manga para el argumento, sino también porque su sistema de combate es aún más creíble, más interactivo y más interesante que el anterior. Si te gustó la primera entrega, esta segunda te encantará seguro, por lo que no puedes perderte la interminable lucha por hacerte con el dominio de Mordor, en contra de los designios del temible Sauron.

15. Final Fantasy XV

Como último agregado a la saga de Square-Enix, Final Fantasy 15 ha sido, es y será, una mezcolanza de novedades, para bien y para mal. Quizás no es el título más agraciado de la icónica saga de rol japonés, pero sí que es uno de los que se ha atrevido a romper los moldes de la tradición casi inamovible de las fantasías finales que han pasado por nuestras consolas (como ocurrió con Final Fantasy XII). Las invocaciones y los gráficos son de lo mejor que ha dado la saga, y el sistema de batalla es tan dinámico e intuitivo que parece no ser una entrega de la saga.

Final Fantasy XV es un rara avis que nació como una declaración de intenciones de lo que queda por venir a Final Fantasy, y espero que logre volver a capturar momentos mágicos en una historia menos inconexa y fragmentada que la actual. Espero también que los nuevos títulos mantengan la calidad gráfica de esta última entrega, y consigan volver a emocionarnos con momentos únicos.

El rol más imprescindible

Podrás estar más o menos de acuerdo con la posición que ocupan los títulos en esta lista, pero no podrás negar que no son, todos ellos, juegos de rol de una grandísima calidad. Todos ellos destacan por algo concreto y, además, ofrecen una experiencia de juego realmente única y diferente. Muchos de ellos incluso ofrecen una visión "rolera" apartada de las entregas del género más "tradicionalistas", combinando elementos RPG con otros muy de moda, como son los disparos en primera persona. Y tú, ¿echas en falta algún título relativamente actual en esta lista?