El juego cruzado entre plataformas como las de Nintendo y Microsoft está generando una gran cantidad de apoyo por parte de la comunidad gamer, que no ve el momento en que se pueda jugar a los mejores multijugador online de forma universal. Aunque a día de hoy esto parece un sueño difícil de cumplir con la negativa por parte de Sony a unirse al crossplay generalizado en títulos como Fortnite o Fallout 76.

Sony debe de abrirse al crossplay universal para favorecer a todos los usuarios

Esta decisión, que puede parecer extraña y un poco encaminada a contrariar a los jugadores con una PS4 o PS4 Pro, sería una forma de preservar la relevancia de sus plataformas en el juego online, ya que disponen de la base de usuarios del mercado. Evidentemente, esta medida evita que tú puedas compartir tu partida con los amigos que no tengan los sistemas de Sony, haciendo que tengas o tengáis que poseer una PS4 para poder jugar conjuntamente.

Sin embargo, y tal y como están las cosas actualmente, creo que sería necesario que Sony tendiese la mano para permitir el cross-play universal, dejando a un lado sus "ansias de poder".

Sony tiene que cambiar su actitud respecto al crossplay universal. HobbyConsolas

Sony, ¿el abusón de clase?

Como ya te adelantaba anteriormente, Sony es la compañía con la red de juego online más grande de la industria y quiere aprovecharse de esta circunstancia para favorecer la adquisición de sus sistemas por encima de los de la competencia. Entonces, si los nipones renunciaran a esta realidad y favorecieran el multijugador en red con plataformas como Xbox One o Switch, estarían renunciando a sacar rentabilidad a casi 80 millones de usuarios que necesariamente han de tener una PS4 si quieren acceder a la gran comunidad online de la compañía.

Sin duda, esta es una gran ventaja competitiva frente a sus rivales como empresa, pero una decisión cerrada de estas características no es ni lo mejor para los usuarios, ni tampoco lo mejor para la industria. Un monopolio, sea del tipo que sea, retira parte de la libertad de elección de los consumidores para escoger un sistema, independientemente del número de unidades que este haya vendido.

Con una plataforma súperventas como PS4, Sony ha conseguido apoderarse del juego online en consola. Sonyers

Aunque la compañía sí permite crossplay con otras plataformas como Windows, macOS y dispositivos iOS y Android en títulos como Fortnite, aún no es capaz de liberarse de las ganas de mercantilizar su PlayStation Network evitando frontal e intencionadamente la posibilidad de un mayor equilibrio en el juego online al permitir el juego cruzado con la Xbox One y la Switch.

Es necesario evitar que Sony siga negándose al crossplay universal

Conociendo a Sony, y a pesar de las constantes críticas y de la fuerte presión que está ejerciendo la comunidad gamer para favorecer el crossplay entre todas las plataformas de juego existentes, es casi seguro que se mantendrá muy firme en su negativa ante la posibilidad de perder una comunidad de casi 80 millones de usuarios que tanto trabajo le ha costado conseguir.

PlayStation Network cuenta con casi 80 millones de usuarios, y Sony no quiere perderlos. Vandal

Pero aunque los beneficios económicos para la compañía con este sistema de juego cruzado es evidente, su cabezonería podría costarle una buena parte de la reputación y el respeto que se ha granjeado a base de usar medidas muy favorecedoras para el consumidor. No está claro que este mala prensa que afecta a la compañía en estos últimos meses pueda llegar afectar a las ventas de sus consolas y productos, aunque esa sería la única forma de presionar a Sony lo suficiente como para lograr un crossplay completamente universal.

No cabe duda de que esta sería una medida muy dura por parte de los usuarios de PS4 o PS4 Pro, pero cuando alguien se sabe con el poder suficiente como para negarse a implementar algo que beneficiaría a todos los jugadores, el boicot resulta la única medida eficaz para luchar contra este tipo de abusos "monopolizantes".

Juegos como Fortnite están presionando a que Sony se abra al crossplay universal. Lelong

¡Abre los ojos!

No es difícil entender que Sony desee mantener el status-quo en lo que respecta al juego online, pues su ventaja numérica ante la competencia es muy superior y muy rentable para la compañía. Pero cabría esperar que tomaran en cuenta las opiniones de aquellos que les dan de comer adquiriendo sus productos y escucharan a la comunidad gamer al completo: ¡queremos crossplay universal! Hace falta que la empresa abra los ojos de una vez por todas y se dé cuenta de que, en ocasiones, para salir ganando uno ha de favorecer lo que sea mejor para la mayoría. Y esta es una de esas ocasiones, Sony.