Los sistemas de conducción autónoma están viviendo una de las peores épocas desde que se dio luz verde a las pruebas con tráfico real. Cada vez existen más alternativas, pero lo cierto es que las que se popularizaron desde el comienzo son las que cuentan con las mejores posiciones por el momento.

Entre ellas, además de la opción de Waymo, Intel o Apple, destaca la de Tesla. Desde que se liberó vía OTA a todos los Model S y Model X, está siendo la que más información aporta a un fabricante, ya que continuamente monitoriza todo trayecto cuando se utiliza el asistente. La firma de Palo Alto, del mismo modo, es la que dispone de mayores probabilidades para dar con la tecla definitiva.

Un Tesla Model X accidentado se ha convertido en el centro de críticas del Autopilot

El Autopilot, no obstante, se ha envuelto en varias polémicas desde que comenzó a utilizarse. La última de ellas tuvo lugar hace algo más de una semana, dando lugar a uno de los accidentes mortales que mayores sospechas ha levantado entre la comunidad de propietarios. Un Tesla Model X, propiedad de Walter Haung, se precipitó presuntamente contra la mediana.

Las primeras líneas de investigación apuntan a un fallo del sistema de piloto automático. De hecho, los propios familiares de la víctima han constatado cómo el propietario se había quejado en anteriores ocasiones del sistema al pasar por aquella zona.

Esto nos ha llevado a preguntarnos si realmente podemos fiarnos del asistente al que Elon Musk ha calificado como mejor apuesta para finales de 2019. ¿Llegará a ser una opción completamente segura? Todavía es pronto para saberlo, pero lo cierto es que este caso, así como el atropello mortal del coche autónomo de Uber de hace unos días, han desatado la polémica.

Por qué debe confiarse en las mejoras del Autopilot

En las últimas semanas, la firma ha activado las cámaras que posee cada Model S y Model X en los laterales de los vehículos. Esto aportará más información a la centralita, por lo que se anticipa una mejora de las cualidades del sistema de conducción autónoma más importante del mercado. ¿Por qué no debemos perder la calma respecto al Autopilot? He aquí la prueba.

Las imágenes fueron publicadas el pasado 27 de marzo en YouTube por el canal l10i. Tal y como se puede observar, el vehículo, el cual circula con el asistente a la conducción conectado, avisa con anticipación suficiente como para alertar al conductor sobre el peligro que está a punto de ocurrir.

Las imágenes son la prueba para destacar las virtudes del Autopilot de Tesla

Según se puede apreciar, todo ocurre en apenas unos segundos. El coche eléctrico, el cual circula a 83 km/h, divisa desde unos 100 metros la proximidad de un vehículo circulando en sentido contrario por su carril. Lógicamente, esto es algo corriente en una carretera de doble sentido, ya que hay puntos en los que se puede adelantar.

En este tramo sí que se podía realizar la maniobra de adelantamiento, pero lo cierto es que se comete una imprudencia, tal y como destaca Teslarati. Durante la maniobra, 2 automóviles coinciden en el carril izquierdo, algo que compromete la situación para los vehículos que circulan en sentido contrario.

Tesla se enfrenta a un momento complicado por el Autopilot

La compañía liderada por Elon Musk se encuentra en una encrucijada. Los volúmenes de producción del Model 3 no son su único problema, ya que la introducción de mejoras sobre el asistente a la conducción autónoma podría retrasarse hasta que se esclarezcan las causas que provocaron el accidente del Model X de California.

El Autopilot cuenta con una actualización que mejora el confort de marcha del coche con el sistema conectado. Teslarati

Tesla ofreció explicaciones al respecto, pero todavía deberá ser analizado por peritos, los cuales detallarán cuáles han sido las causas reales que derivaron en el fatídico accidente que tuvo lugar en una de las arterias de California.

Algunas voces apuntan de que el Autopilot detecta primero al primer vehículo

Mientras tanto, las imágenes que has podido contemplar unas líneas más arriba sirven para destacar las virtudes del sistema autónomo de Tesla. La duda está, no obstante, en saber si el piloto automático detectó primero el vehículo que circulaba delante o se centró en el Volkswagen New Beetle, el cual era el principal foco de peligro.

Pese a ello, lo único que sabemos es que todavía queda un tiempo para que la tecnología autónoma llegue al mercado más generalista. La solución completamente eficiente llegará, pero su estandarización tardará años hasta que todos los fabricantes puedan disponer de ella. Qué decir de ser ofrecida dentro del pack de entrada, para eso todavía queda mucho tiempo.