Cae la noche y como cada ídem te prometes a ti mismo que hoy te irás pronto a la cama. Tu vaso de leche caliente, el último best seller de Dan Brown y el móvil apagado porque, por qué no, es momento de desconectar y relajarte, dedicar un rato para ti mismo y el viejo placer de la literatura para conciliar el sueño.

El rato pasa y parece que por fin se te cierran los ojos. Perfecto. Apagas la luz y ¡sorpresa, no te quedas dormido! Piensas en lo que tienes que hacer mañana, cuentas ovejas pensando en la verdadera causa de la muerte de Dolly y finalmente enciendes la TV y tu móvil.

Craso error, las pantallas no harán más que excitarte, el estado diametralmente opuesto al requerido para dormir. Otra noche más que no vas a dormir las 8 horas de rigor.

Aunque el insomnio se tiende a tomar como algo divertido, sobretodo cuando es el compañero de oficina el que llega con unas legañas del tamaño de galletas María, se trata de un grave trastorno para nuestra salud.

A nadie le gusta ser despertado por una estruendosa alarma, pero cuando no has descansado lo suficiente, se convierte en todo un calvario.

Hierbas, medicamentos, leche caliente… ¿por qué no probar con un robot?

Así que si no puedes dormir probablemente hayas probado de todo. A los mencionados leche caliente, leer y contar ovejas se unen las sustancias naturales relajantes como las infusiones de valeriana o directamente los somníferos. Bendita química que nos deja grogui.

Pero todos sabemos que depender de un medicamento para dormir a diario no solo no es bueno para nuestra salud sino que puede desembocar en adicción.

Somnox te ayudará a conciliar el sueño. Kickstarter

¿No puedes pegar ojo? Este es Somnox, el robot que te ayuda a dormir

Por ello, los estudiantes de robótica de la universidad tecnológica de Delft en Holanda se han puesto manos a la obra: si los aparatos tecnológicos te quitan el sueño, ahora también podrán devolvértelo. Te presentamos a Somnox, un curioso invento que hemos descubierto en The Next Web.

La razón de ser de este invento proviene de la necesidad de los propios creadores de dormir de una santa vez toda la noche entera. Pero como Julian Jagtenberg y sus socios no lo conseguían, decidieron investigar una solución mecánica a su problema: Somnox, el robot más suave y abrazable que te puedes encontrar. Ríete tú del Tamagotchi.

Somnox tiene forma de cacahuete, una forma idónea para dejar volar toda nuestra ternura. ¿Que no te lo crees? Pues como es tradición en la cultura popular, ya lo vaticinaron Los Simpson con Hans Topo:

Además, cuenta con un mecanismo interno que simula la expansión y contracción de la respiración, cuya cadencia rítmica relaja a la persona que lo está abrazando.

Somnox es el oso de peluche del siglo XXI

El concepto viene a ser una especie de osito de peluche del siglo XXI relleno con la última tecnología, pero la base es la misma: abrazarse a algo que nos relaje y reconforte, reduciendo nuestros niveles de estrés y ansiedad.

Como consecuencia, nos dormiremos antes, de forma más profunda y mucho más rato. Tampoco podemos obviar un hecho: en caso de no funcionar, es mucho menos invasivo que la medicación. Como en los buenos productos de teletienda, si con Somnox no consigues dormir bien en 30 días, te devuelven el dinero.

Con Somnox, por fin podrás decir que te acuestas con un robot

Somnox ha recibido tantas buenas críticas durante su fase de creación, que lo que era un proyecto de carrera se ha convertido en un negocio
con el cual sus creadores pretenden alcanzar fama y fortuna… un colchón económico en el que poder dormir más a gusto.

Así que ya sabes, junto con el gadget que nos permite dormir siempre en el lado fresco de la cama, ya tienes el kit perfecto para el geek dormilón.

Tras años de investigación y desarrollo de su producto estrella, el equipo ya está preparado para lanzarlo al mercado, para lo que han preparado una campaña de crowdfunding en KickStarter para los cubrir gastos de producción y la inversión inicial.