La movilidad está viviendo la época más transformadora de cuantas otras se recuerdan. La popularidad que está alcanzando el coche eléctrico y la llegada de nuevas tecnologías aplicadas a la conducción está provocando una fuerte competencia entre los fabricantes.

No obstante, el hecho de haber incluido en este sentido a la tecnología de conducción autónoma ha servido para que la rivalidad haya crecido con la llegada de nuevas empresas. En este sentido, empresas ligadas a la informática han visto en este negocio una nueva línea de investigación con numerosas ventajas de cara al futuro.

Waymo se ha posicionado como una compañía puntera en sistemas de conducción autónoma

Waymo, una de las filiales de mayor relevancia en Alphabet, se ha convertido en una prioridad por las múltiples implicaciones que tendría ser una de las firmas proveedoras de un sistema de conducción autónoma. Pese a la inclusión de barreras legales, la compañía de Mountan View ha conseguido posicionarse como un referente en el sector.

Tanto es así que ya se está previendo la introducción paulatina de unidades que portan la innovación en el parque automovilístico. De esta manera, la Inteligencia Artificial que posee podría contar con una mayor cantidad de kilómetros recorridos, algo vital para crear un producto más seguro.

¿Por qué la compañía ligada a Google será la que comande la estandarización de los vehículos sin conductor? Inyecciones de capital a mansalva y contratación de los mejores expertos en la materia han sido clave para entender la inminente llegada de la tecnología que cambiará la movilidad en los próximos años.

Taxis autónomos como potencial competidor

En los últimos días se han vivido disturbios y jornadas de parones de colectivos ligados al taxi. La confrontación con las licencias VTC y empresas como Uber y Cabify no ha hecho más que empezar. ¿Qué ocurrirá cuando se sume un nuevo competidor en la ecuación del transporte de pasajeros? Waymo tiene claro por qué ha creado esta tecnología; el objetivo es ofrecer servicio de taxi autónomo.

La conducción autónoma está en la última fase de su desarrollo. Wired

Tesla, en los últimos meses, ha visto cómo se han producido algunos accidentes de tráfico en los que se ha visto implicado el sistema de conducción autónoma Autopilot. ¿Ha valorado Waymo los riesgos que se asumen al estandarizar una tecnología de estas características? Al parecer, según se puede leer en Bloomberg, esta tecnología ya está siendo probada por particulares de manera gratuita.

Waymo está valorando el coste de las tarifas que incluirá en el servicio del taxi autónomo

Tan solo se necesita una firma para poder disfrutar de una prueba de conducción autónoma. De hecho, este proyecto piloto se ha llevado a cabo para poder catalogar qué tarifas podrían establecerse en un futuro si los planes previstos por la compañía se materializan.

Esto, como es lógico, nos lleva a plantear una pregunta, ¿está el sector del transporte de personas tradicional condenado a su desaparición en un horizonte temporal cercano a la década? Una opción completamente autónoma podría hacer que el margen de beneficio de cualquier compañía se disparase al no tener que cubrir costes salariales.

Un sector que se verá afectado por la inteligencia artificial

La movilidad alternativa llegará para quedarse en los próximos años. El concepto del coche eléctrico no es más que un paso transitorio. En un futuro un tanto más lejano, opciones como el Virgin Hyperloop One o el medio de transporte que valora The Boring Company, podrían situarse a la vanguardia del transporte, al menos en los países más dinámicos en términos económicos.

Jaguar podría producir para Waymo un volumen de hasta 20.000 unidades del I-Pace. 2025 AD

Y te preguntarás, ¿por qué entonces merece la pena adquirir un automóvil con mecánica eléctrica, híbrida o híbrida enchufable? El parque automovilístico virará hacia las alternativas más sostenibles en el plazo de la próxima década. El horizonte temporal que están oteando las firmas de la automoción gira en torno a 2025, momento en el que se espera una todavía más profunda electrificación.

Waymo promocionará en Phoenix los avances que ha logrado en términos de conducción autónoma

En relación al planteamiento sugerido por Waymo, es importante destacar dónde se está produciendo el principal énfasis en cuanto a su sistema de conducción autónoma. La ciudad de Phoenix está siendo testigo de una mayor utilización de su gama completamente autónoma, ya que se ha firmado el primer plan para incentivar el uso de esta tecnología con una empresa de transportes local.

Así pues, todo hace pensar que durante los próximos meses ya vamos a poder comprobar cómo funciona el sustituto al conductor tradicional. De hecho, se sabe que Waymo está preparada para su estandarización tras adquirir miles de unidades de la Chrysler Pacifica y del Jaguar I-Pace. ¿Qué contraataque mostrarán las demás compañías?