Porsche es uno de los fabricantes que más está contribuyendo para que en un futuro cada vez más cercano exista una competencia seria respecto al Model S. Echando un vistazo al pasado, no deja de llamar la atención cómo el fabricante continúa sin contar con alternativas lógicas, tanto por motorización como por tecnología de infoentretenimiento.

¿Será el Mission E de Porsche una alternativa que pueda hacer frente a la tecnología que nos lleva ofreciendo el sedán premium de Tesla? Remontándonos al año que nació el proyecto Model S en el interior de la fábrica de Freemont, ¿quién iba a decir que en algo más de un lustro la firma de Stuttgart contaría con una versión que pudiese hacerle frente?

El Porsche Mission E será fabricado para competir contra el Tesla Model S en 2019

Sin lugar a dudas, la berlina bávara, la cual estará disponible en 2019, incluirá toda una serie de innovaciones para convertirse en una seria alternativa al modelo norteamericano, tanto por estética y seguridad, como por confort y autonomía. Es más, se especula que su capacidad de carga será más rápida que la empleada actualmente en la red Supercharger.

¿Cómo pretende el fabricante competir de lleno en el mercado eléctrico a sabiendas que solamente han invertido en la tecnología híbrida? Los planes pasan por realizar a lo largo de los próximos años inversiones multimillonarias. ¿Será a golpe de talonario el método utilizado para desbancar a Tesla? Veamos qué datos están moviéndose desde hace unos meses.

Una apuesta eléctrica que jamás habríamos pensado

¿Un Porsche eléctrico en 2019? ¿Un Porsche 911 híbrido en 2023? ¿Qué está pasando en la firma germana? La disrupción que está viviendo el mercado está obligando a compañías de este calibre a introducir mecánicas que jamás imaginaríamos ver en fabricantes de esta talla.

El Porsche Mission E será el primer modelo completamente eléctrico de la firma. Manufacturing.net

Los planes de la estrategia de Porsche pasan por la puesta en escena del Mission E para la primera mitad de 2019. Teniendo en cuenta cómo todo circula en referencia a lo eléctrico, no pasará mucho tiempo para que otro modelo de la firma esté asentado sobre el chasis de este primer modelo eléctrico, para lo cual se contará con una inversión de 620 millones de dólares.

Porsche ha decidido incluir un presupuesto adicional elevado para la división eléctrica

No obstante, el dato más curioso en cuanto al cambio de actitud de Porsche tiene que ver con el presupuesto general ampliado. Nada más y nada menos que 3,7 mil millones de dólares, según se puede leer en Jalopnik, será lo que permita al fabricante incluir futuros coches eléctricos en la gama, entre los cuales hay que destacar una posible versión puramente eléctrica del histórico 911.

Aun así, es pronto para anticipar algo que no llegaría, a tenor por las informaciones oficiales vertidas sobre la hibridación del nueveonce. Ahora bien, no solamente este aumento del presupuesto para la división eléctrica incluirá mejoras sobre una futura parrilla alternativa. La hibridación seguirá siendo vital para el futuro estratégico de todos los segmentos en los que compite.

La historia de Porsche y los motores eléctricos es idílica

Podría parecer extraño que la hibridación y el emblema Porsche fuesen de la mano, pero lo cierto es que las mecánicas alternativas que, desde hace un tiempo, utiliza sobre los Cayenne y Panamera, están funcionando de maravilla. Tanto es así que, la berlina, está gozando de una posición privilegiada al incluir hasta un 60% de automóviles sobre esta versión.

El Porsche Panamera S e-Hybrid está contando con hasta el 60% de la cuota de mercado del modelo. Locos del motor

Según se ha podido saber gracias al citado portal, en Porsche están barajando invertir algo más de 800 millones de dólares de una infraestructura que pueda soportar potenciar de transmisión de la energía de hasta 800 voltios, lo que permitiría poder recargar las baterías del Mission E y derivados en tan solo unos minutos.

El principal mercado para la introducción del coche eléctrico en Porsche pasa por Europa

Es cierto que Tesla lleva unos años de ventaja, pero la reputación tradicional que tiene la firma alemana podría ayudarse a converger respecto a ventas y comercialización. Del mismo modo, el Viejo Continente, especial mercado de Porsche y algo más residual para Tesla, exceptuando a Noruega y su curioso modelo disruptivo, podría ser otro de los factores que podrían alentar al futuro consumidor de un Porsche eléctrico.

No obstante, todavía es pronto para saber cómo, de qué forma y cuándo, obtendrá la firma de Stuttgart, las economías de escala necesarias en la producción para ser líderes en el mercado. Ahora bien, teniendo en cuenta el alto margen de beneficio con el que cuentan actualmente, no sería extraño que fuesen una alternativa competitiva.