El segmento eléctrico será una prioridad en el transporte del mañana. Con el paso de los meses, se puede afirmar con más rotundidad que las compañías apostarán más pronto que tarde por la movilidad alternativa. Los mejores ejemplos que sirven para explicar este fenómeno podrían ser la inminente presentación del Volkswagen e-tron, el BMW iX3 y el Mercedes EQC.

En este sentido, ¿podemos afirmar que esto solo tendrá efectos en la producción de automóviles? Tal y como ya se ha comprobado en sucesivas ocasiones, el transporte de mercancías también contará con su propia oferta de versiones sin emisiones contaminantes. Compañías tan prestigiosas como Volvo han anunciado que el futuro de su división Trucks será electrificada.

DAF se ha apuntado a la moda de contar con su propio prototipo eléctrico

Ante esta situación, y con la futura llegada de modelos, los fabricantes tradicionales en el segmento logístico ya han comenzado a trazar un futuro paralelo por si la tecnología eléctrica acaba imponiéndose también en esta industria. A razón de estas inversiones, DAF ha diseñado un concepto completamente preparado para presentar batalla en el futuro.

Estamos todavía ante una propuesta que podría incluir soluciones diferentes en el medio plazo. De hecho, su autonomía limita fuertemente una de las señas de identidad de este mercado; la realización de cientos de kilómetros en cada uno de los recorridos realizados. Aun así, ¿podría tener mercado una opción de estas características?

Para comprobarlo, lo mejor que podemos hacer es ver cómo se antoja la movilidad futurista desde el punto de vista de DAF, una de las compañías con mayor trayectoria en el segmento del transporte logístico. Sin lugar a dudas, estamos ante una de las propuestas más arriesgadas de cuantas se han presentado en los últimos meses.

DAF peca de autonomía, pero ofrece soluciones al respecto

Sí, los camiones eléctricos también se verán lastrados, al menos en el corto plazo, por las bajas autonomías que ofrecen las mecánicas disruptivas. De hecho, es precisamente en este mercado donde esta debilidad adquiere todavía más un mayor grado. Ahora bien, ¿cómo luchar contra esta penalización? Variando el servicio que aspira a ofrecer.

DAF también se atreve con el mercado eléctrico al presentar una alternativa libre de emisiones. Autoweek

Según se ha podido saber gracias a la propia compañía a través de su apartado destinado a prensa, esta curiosa alternativa ofrece un conjunto de baterías con una capacidad total de 170 kWh, lo cual le permitiría circular un máximo de unos 100 kilómetros de autonomía. Esta cifra, como es lógico, se antoja difícil de aplicar a un posible desempeño.

No obstante, pese a esta aparente debilidad, se podría aprovechar esta alternativa para el transporte de mercancías desde el emplazamiento situado en el extrarradio hasta los centros de reparto situados en el ámbito urbano. Gracias a la tecnología eléctrica, podría sortear las restricciones al tráfico en periodos de alta contaminación, algo esencial de cara al futuro.

Su función básica sería la de repartir en el ámbito urbano todo tipo de surtido

De hecho, esta sería una de sus fuentes de ventaja competitiva, ya que podría cargar hasta un máximo de 40 toneladas de peso. Siguiendo este precepto, no se requeriría disponer de una flota extraña basada en furgonetas, aun suponiendo que fuesen eléctricas, para realizar las entregas.

La compañía neerlandesa, cuyo producto continuará disponiendo de opciones de combustión interna en los próximos años, ha anunciado que esta alternativa, denominada CF Electric, cuenta con una motorización completamente eléctrica que desarrolla una potencia máxima de 210 kW (286 CV), con un régimen de par de hasta las 2.000 Nm.

Una alternativa que no llegará nunca a producción

DAF se ha aliado con VDL, una empresa especialmente reconocida por la producción y comercialización de tecnología eléctrica, para el diseño de este prototipo. No obstante, esta cooperación no terminará en la producción inminente, ya que no se cuenta con una serie de clientes dispuestos a hacerse con esta alternativa.

El DAF CF Electric es un prototipo que ha resultado de un proyecto de colaboración. New Mobility News

No obstante, la colaboración entre ambas empresas sí que podría dar como resultado la apuesta por una opción que ofreciese una alternativa para el mercado que sí parece que va a tener sentido en un futuro cada vez más cercano. De hecho, es su tiempo de carga lo que podría ser la base de su puesta en escena en los próximos años.

Dispone de recarga rápida para contar con autonomía máxima en solo una hora y media

Según se puede leer en dicha página web, la alternativa completamente eléctrica del camión contaría con la totalidad de la recarga de las baterías en tan solo una hora y media utilizando el conector de carga rápida CCS Combo.

Habrá que esperar todavía unos meses para ver cómo el sector destinado a la logística abre un nuevo camino para dar paso a la tecnología eléctrica. De hecho, todo parece indicar que 2019 será el año en el que este mercado dará el salto a la opción sin emisiones contaminantes. Sin lugar a dudas, el Tesla Semi será el pilar de referencia del transporte de mercancías por carretera.