Tesla asombró al mundo cuando en 2012 comenzó a producir el Model S, la berlina alternativa más tecnológica del mundo. El fabricante de Palo Alto ya había comercializado el Roadster, pero este estaba especialmente orientado a un público muy específico. ¿Por qué consiguió batir récords de ventas si estábamos ante una opción premium con peores acabados que su competencia?

Su llegada trajo bajo el brazo la instalación de toda una serie de puntos de recarga rápida en puntos clave en rutas de todo Estados Unidos. Este plan obtuvo muy buenos resultados, por lo que se comenzaron a instalar en nuevas rutas la solución patentada por Tesla. Tras ello, el asalto de esta competencia en Europa también propició el desarrollo de estas estaciones por el Viejo Continente.

El coche eléctrico está creciendo en la inmensa mayoría de países desarrollados

En la actualidad, estamos, al cierre de edición, con más de 10.000 puntos de recarga situados en Asia, América del Norte y Europa. La expansión que se prevé en los próximos meses no hará más que reducir las probabilidades de que otros productores converjan en un sector en el que también dominará la firma comandada por Elon Musk.

Y te preguntarás, ¿por qué otras redes como la Ionity o la formulada por E.On no podrían competir en el medio plazo? Este tipo de proyectos tienen recorrido solamente aprovechable en el medio plazo. Para entonces, Tesla habrá incluido mucha más infraestructura para dar cobertura a la llegada del Model 3 a nuevos mercados.

¿Qué es lo que hace diferente a las estaciones Supercharger? Tal y como te contamos hace unas semanas, zonas de confort o aseos públicos serán algunas de las soluciones que irán adhiriéndose a algunos de los emplazamientos que está instalando el fabricante. No obstante, la actualización de su propio apartado en su página web sirve para constatar la diferenciación que caracteriza a este servicio.

Tesla incentivará todavía más su infraestructura de carga

El coche eléctrico será el pilar fundamental de la transformación de la movilidad. Tesla está convencida de que la red de carga en la vía pública será la opción más sensata para garantizar su crecimiento en el mercado. Por ello, su ambicioso proyecto de estaciones Supercharger seguirá siendo un valor prioritario.

Las estaciones Supercharger ofrecen una potencia de un máximo de 120 kW. Wccftech.com

Según se puede leer en el apartado que el fabricante dedica en su página web a este servicio, se puede observar cómo el mapa cada vez cuenta con la agregación de nuevos puntos para conectar más emplazamientos. Como es lógico, la variable más utilizada para agregar un nuevo punto de recarga se valora a partir de las comercializaciones.

Tesla ha conseguido que la movilidad eléctrica haya dado pasos de gigante

De hecho, ¡hasta la magnitud de las estaciones se estipula en función del número de propietarios de los alrededores! ¿No lo crees? Mira cómo es el hipnótico y frenético vídeo en el que se observa el movimiento en uno de los emplazamientos de Noruega. ¿Habías visto alguna vez tantas unidades del Model S y Model X juntas? Esto solo podría ocurrir en este país.

Tesla se ha posicionado como la alternativa más eficiente para plantar cara a la combustión interna. Es consciente de que la conducción por carretera es un hándicap para la tecnología eléctrica, por lo que está formulando cómo mejorar la conexión entre ciudades a través de la instalación de sus puntos de recarga.

Una página web creada para que puedas experimentar lo eléctrico

La compañía de Palo Alto ofrece toda una serie de soluciones que podrían hacerte plantear si de verdad deberías seguir utilizando tu modelo de combustión interna. Tan solo basta con entrar en el apartado destinado a su red Supercharger para comprobar cómo te quieren ofrecer el cálculo del ahorro que implicaría el cambio de tecnología.

Los Tesla Model S tienen una serie de recargas completamente gratuitas al año en los emplazamientos Supercharger. Electrive

La representación de las diferentes interacciones que se ofrecen en el portal sirven para saber, además, cuántos minutos se requieren de carga para contar con una autonomía determinada. De hecho, siguiendo con este punto, es importante destacar cómo el fabricante anunció hace unos días cómo sería posible una recarga de hasta 250 kW en solamente unos meses.

Tesla lleva ya desde 2012 instalando la red Supercharger

Sin lugar a dudas, Tesla mantendrá su liderazgo en la recarga. Es cierto que en algunas zonas geográficas varios competidores se han aliado para contrarrestar el efecto de las estaciones Supercharger, pero el fabricante de coches eléctricos tiene mucho camino ganado.

Tanto es así que es necesario formularse una pregunta, ¿fue subestimado por el resto de competidores de la industria? Viendo el amplio margen con el que ha operado durante todos estos años, bien podría decirse que, sin lugar a dudas, jamás se habrían imaginado estos que podría haber crecido a ritmos exponenciales.