Después de haberte relatado los mejores títulos de la era de los 8 bits y de la era de los 16 bits, hoy queremos traerte los juegos que marcaron historia en los 32-64 bits. La época dorada de PlayStation y la madurez de Nintendo con su Nintendo 64, nos regalaron grandiosos juegos que son muy difíciles de olvidar.

Juegos que conquistaron a toda una generación

Esperamos que esta completa lista te ayude a recordar los mejores momentos que has pasado en frente al televisor solo o con tus amigos, desgastándote los pulgares. Y si nunca has probado ninguno de estos estupendos juegos, haremos que quieras pasártelos una y otra vez. ¿Preparado?

Super Smash Bros.

El juego de lucha que cambió los juegos de lucha. La posibilidad de jugar en la compañía de hasta tres amigos más, sedujo a todos los gamers de pro. Y no es para menos, los combates son espectaculares, la mecánica divina y la diversión está más que asegurada. Una cosa es cierta, hacerse con los controles y no perderse en la pantalla con 4 jugadores a la vez, es todo un reto que te encantará conquistar.

Perfect Dark

Está considerado uno de los mejores shooters en primera persona de todos los tiempos. ¿Por qué? Pues porque ofrecía una buena historia, unos geniales gráficos y, sobre todo, una jugabilidad superior. Además, hasta ese momento los shooters conformaban un género casi exclusivo de los PCs, pero Perfect Dark consiguió que las consolas cayeran rendidas ante los FPS.

Tekken 3

Si Super Smash Bros. puso de moda el versus 4 personas, Tekken 3 recogió el testigo de Super Street Fighter II como el juego de lucha perfecto. Sus dos entregas anteriores eran buenas, pero Tekken 3, con sus gráficos más realistas, su pulida mecánica de juego y el carisma de la plantilla de luchadores, hicieron del título uno de los más vendidos de la "generación PlayStation".

Crash Bandicoot

Este fue uno de los plataformas con más personalidad que ha parido la industria de los videojuegos. las aventuras de Crash Bandicoot acontecían de tal forma que no era posible pensar que estabas jugando a un refrito de Super Mario Bros., lo que en sí mismo es ya todo un mérito. La segunda y tercera parte de la saga son también excelentes, pero sólo el primero consiguió que los plataformas nunca volviesen a ser iguales.

Tomb Raider II

Si hablamos de romper moldes en la industria, eso fue exactamente lo que consiguió Lara Croft con su estupenda y maravillosa saga de acción-aventura. No fue sólo que la protagonista de Tomb Raider fuera una chica, sino que esa chica era toda una mujer de armas tomar: aventurera, independiente, fuerte, inteligente. Lara lo tiene absolutamente todo.

Si prescindimos del reboot de la franquicia por parte de Crystal Dynamics en 2013 y el subsecuente Rise of the Tomb Raider más actual, lo cierto es que el mejor juego de los clásicos fue, es y será siempre Tomb Raider II. La variedad de escenarios y mecánicas en la odisea para recuperar la Daga de Xian no dejó a nadie indiferente y supuso que Lara se transformara en la protagonista femenina más querida de todos los tiempos, dentro y fuera de las consolas.

Metal Gear Solid

Otro de los clásicos que marcó historia en la "era PlayStation" fue el increíble juego de acción y sigilo Metal Gear Solid. A pesar de que la saga ya contaba con títulos anteriores no fue hasta la llegada del MGS para PlayStation que los periplos de Snake lograron dejar con la boca abierta a crítica y público.

Su compleja historia, el carisma de su protagonista, y la necesidad de hacerlo todo en el más absoluto de los sigilos, hizo que Metal Gear Solid fuese uno de los referentes principales de la industria a la hora de crear guiones de gran complejidad y calidad. Su jugabilidad es excelente y pocos videojuegos han conseguido amasar una legión de seguidores tan fieles como MGS.

Final Fantasy VII

Final Fantasy VII es, para una buena parte de los gamers, el mejor juego de rol que se ha creado jamás. Si bien es cierto que su influencia en la industria fue increíble, cambiando la forma tradicional en la que se hacían RPGs, también es verdad que no es el Final Fantasy más redondo de todos. El enganche de su acción y mecánica de juego es innegable, pero su predecible historia hacen que, para nosotros, no sea el mejor RPG que se ha hecho.

De todas formas, Final Fantasy VII es un juego con una calidad soberbia, con el que disfrutarás del nivel de detalle que puso Square en recrear un mundo completamente futurista, à la Blade Runner. Te conquistará desde el primer momento en que muevas al sufrido de Cloud.

Super Mario 64

El plataformas de plataformas que, muy probablemente, será desbancado por el impresionante Super Mario Odyssey este octubre. Eso sí, de no haber sido por Super Mario 64, los plataformas seguirían jugándose en las muy planas 2D.

Super Mario 64 supuso una ruptura con los plataformas tradicionales ya que no sólo trajo consigo las texturas 3D, sino que permitía el libre movimiento por cada uno de los escenarios "Marianos". Te gustará esa libertad de jugar a un plataformas como si estuvieras jugando un juego de aventuras. El diseño de los escenarios, el control tan preciso y la siempre electrizante personalidad de Mario hacen que este título sea oro puro.

Final Fantasy IX

Si Final Fantasy VII cambió el rumbo de los RPGs, Final Fantasy IX conquistó con su tremenda jugabilidad y, algo que le faltaba al VII, una historia tremendamente divertida y fascinante. Es por esto que lo consideramos el mejor Final Fantasy que se ha creado, al ser un juego con una personalidad única y que no se parece a nada que se haya creado antes, o después.

Lo que más te gustará de este título, es su capacidad para emocionarte con su historia, porque no sólo tiene momentos tristes y agridulces marca de la casa, tiene un humor tan agudo que no podrás parar de reírte. Esto hace que no quieras dejar de jugar, intrigándote por ver qué es lo que te espera en la siguiente pantalla. Si piensas que exageramos te pedimos que te lo juegues y nos lo cuentes.

The Legend of Zelda: Ocarina of Time

Probablemente esperabas (o no) que este fuese el juego más imprescindible de la "era PlayStation" (en este caso "era Nintendo 64"). Lo es porque supo combinar como nadie la profundidad de un RPG con la intensidad de un juego de aventuras (por no hablar que sería la primera vez que podríamos manejar a un Link niño).

Su ciclo día/noche, sus impresionantes paisajes, y la sensación de que atravesábamos un mundo relativamente abierto, conquistaron a toda una generación, que aún suspira con ansia cuando recuerda la batalla final contra el malvado Ganon. Cierto es que Ocarina of Time ha perdido su corona como el mejor Zelda de la historia en favor del indescriptible Breath of the Wild por razones obvias y de peso.

Aun así, no puedes dejar pasar la oportunidad de jugar a Ocarina of Time en cualquiera de sus versiones porque, como hemos dicho, es una experiencia totalmente inigualable.

Historia hecha videojuegos

Como habrás podido comprobar, todos los títulos de esta lista marcaron un antes y un después en la forma en que los consumidores entendíamos los distintos géneros y el mundo del videojuego en general. Quizás fueran los gráficos 3D y su mayor libertad expresiva, o quizás fuera nuestra capacidad para dejarnos llevar con historias de calidad que llegaron a tocarnos "la fibra".

Desde luego, pocas épocas has sido tan fructíferas y exitosas como la "era PlayStation" pues nacieron, crecieron y se desarrollaron nuevas sagas con un gran éxito, que han perdurado hasta hoy en día. Y aquellas sagas que ya tenían mucha fama terminaron de consagrarse, ofreciendo los mejores títulos de su historia. Dinos, ¿la reescribimos hoy?