Hay sagas y sagas de juegos, pero sólo unas pocas logran hacerse un hueco en los corazones de los gamers y de la crítica. Algunas incluso llegan a tocar las mieles del Olimpo, y este es el caso de Kratos y su God of War, que ha logrado hacerse con un lugar indiscutible en las estanterías de cualquier jugón de pro.

God of War 4 cambia de escenario y profundiza en su historia

El juego, desarrollado por Sony Santa Monica está previsto para estrenarse el 20 de abril de 2018 en PS4 y PS4 Pro de forma exclusiva, por lo que si no tienes la consola de Sony, no podrás probar su intenso sistema de combate. God of War 4 viene dispuesto a competir contra juegos como Bayonetta 3 o las reediciones de Bayonetta y Bayonetta 2 en la Nintendo Switch.

¡Que tiemblen los dioses nórdicos!

Está claro que God of War 4 no podría continuar con el periplo de caza, captura y asesinato a dioses y criaturas del Olimpo griego, por lo que en esta cuarta entrega de la saga, la localización cambiará radicalmente, centrándose en la zona escandinava. Otro de los cambios es el carácter de Kratos, que ya no estará completamente enfurecido ahora que es padre.

Esto dará paso a otro de los nuevos componentes del título, las batallas más estratégicas a dúo con el hijo de Kratos, Atreus. Atreus servirá para dejar a tus rivales tocados y más abiertos a un ataque contundente de la parte de Kratos con su ahora fiel hacha, por lo que ya no será necesario ir a lo bruto cortando cabezas (a no ser que así lo desees). Esta nueva mecánica de lucha nos parece mucho más profunda y refinada, lo que hará que el juego sea mucho más disfrutable y entretenido.

Las batallas en God of War 4 prometen ser tan intensas como siempre. Digital Trends

Además del cuerpo a cuerpo y de los ataques a distancia, God of War 4 traerá consigo un sistema de runas similares a la "magia" con las que Kratos podrá infligir daño tipo hielo y Atreus daño tipo eléctrico a sus enemigos. Suponemos que habrá otro tipo de daños elementales en el juego a mayores de estos dos, y que podrás ir mejorando su alcance y su potencia a través del sistema de mejoras por puntos de experiencia, que se extenderá también al resto de habilidades de combate de este dúo padre-hijo.

Otra cosa positiva de esta nueva entrega será la duración del juego que se encuentra entre unas agradables 25 o 35 horas, lo que no está nada mal teniendo en cuenta que las entregas anteriores podían terminarse en 10 o 15 horas con un poco de destreza. En este nuevo God of War 4 existirán las omnipresentes misiones secundarias que aportarán un extra a la historia principal y que, se presiente, serán interesantes y no redundantes. Veremos si esto se cumple finalmente.

Esto tendrá un impacto en la narrativa de la historia, que será más importante que nunca, alejándose del particular mata-mata que caracterizaba a las primeras entregas de la serie. Entendemos que Sony quiere un juego que inspire al gamer, que enganche al consumidor, similar a lo que ha conseguido Naughty Dog con su saga Uncharted, o el más apocalíptico The Last of Us. Y es que un gran argumento puede marcar la diferencia de una forma substancial.

Esta narrativa estará basada en los mitos nórdicos, y los "grandes enemigos" o dioses a los que te enfrentarás beberán de esas mismas fuentes literarias. Los "jefes finales" prometen ser apoteósicos y difíciles de batir, incluso entre dos. Pero nada es imposible cuando cuentas con una personalidad como la de Kratos, en la que la perseverancia es la fuente del éxito ante toda lucha, presente y futura.

Como habrás podido comprobar, los gráficos serán otro de los puntos fuertes de esta cuarta entrega y estamos segurísimos de que God of War 4 incluirá mejoras gráficas y de rendimiento en PS4 Pro. ¿Podremos jugar con resolución 4K a 30 fps? Sony no ha dado muchos detalles acerca de estas implementaciones, pero con la salida del juego en abril, no se hará mucho de rogar.

Un Kratos diferente, un God of War espléndido

God of War 4 tiene todo lo necesario para triunfar a lo grande y renovar una de las sagas más elogiadas y queridas por los gamers. Nos gusta que Sony haya sabido darle un nuevo inicio al bueno de Kratos y que su hijo lo acompañe en sus nuevas aventuras. Esto permite combates más interesantes y más estratégicos, evitando que las batallas se hagan realmente predecibles al cabo de unas horas.

Esperemos que las misiones secundarias no sean una absoluta decepción y apoyen el peso de las principales, ya son demasiados los juegos que no aprovechan este tipo de tareas para hacer más interesante el gameplay, sino para sobrecargarnos con labores irrelevantes que poco aportan a nuestro entretenimiento. ¡Larga vida a Kratos!