La movilidad alternativa cada día que pasa está más próxima. Tesla, Waymo, Apple o Uber son las compañías que, a priori, podrían haber comenzado ya la cuenta atrás para demostrar que un software es mucho más eficiente que el factor humano en la conducción. ¿Podemos confiar en esta tecnología futurista?

Hace solamente unos años creíamos impensable que un automóvil dispusiese de todo tipo de sensores capaces de hacer olvidar el papel del clásico conductor. No obstante, los sistemas de conducción autónoma, sobre todo en los últimos meses, han acaparado todas las miradas por las pruebas que están realizándose en tráfico real.

El dilema actual está centrado en ver si se pueden realizar las pruebas en tráfico real

¿Estar a favor de este tipo de rodajes o debería estar prohibida esta práctica? El atropello mortal en el que participó un vehículo de Uber ha servido como principal argumento para aquellos que se sienten identificados dentro del segundo grupo. No obstante, los primeros razonarán de que esta técnica nunca será perfecta si no convive con situaciones cotidianas del transporte.

Mientras el debate todavía está presente, algunos informes y encuestas tras lo sucedido en dicho accidente o el implicó a una unidad del Model X y que se saldó con la muerte de Walter, ya están mostrando una opinión general sobre esta innovación y sus posibles consecuencias en el medio plazo.

Más concretamente, una de las últimas encuestas realizadas sobre la tecnología que acabaría con el tradicional puesto de conductor han dejado clara cuál es la postura del consumidor. Es importante destacar que los resultados se han obtenido tras los 2 eventos sucedidos en el mes de marzo, lo que refleja, todavía más, la postura sobre esta innovación.

Unos datos que destacan la posición del coche autónomo

El Autopilot supuso para Tesla un auténtico quebradero de cabeza hace solamente unas semanas. De nada valieron las declaraciones formuladas por el propio Elon Musk respecto a la inclusión de mejoras en las próximas semanas o los argumentos que defiende sobre la completa autonomía del sistema para finales de 2019.

El accidente sufrido por el Model X no ha pasado apenas factura a Tesla en relación a la confianza del consumidor. The Wall Street Journal

La encuesta formulada en marzo y abril, con una muestra total de 1.326 personas, ha arrojado unos datos verdaderamente sorprendentes. Pese al incidente tenido lugar en la carretera de Mountain View, la mayoría de los consumidores han estado de acuerdo en que el Autopilot es la solución más próxima de ofrecer la autonomía completa.

Una gran parte de los votos de los encuestados se decantó por el Autopilot de Tesla

De hecho, según se puede leer en el portal InsideEVs, hasta el 32% de los encuestados cree estar convencido de que la opción propuesta por la firma de Palo Alto es la más próxima de esta innovación, la cual podría acabar en el medio plazo con el conductor tradicional.

En contraposición con estos datos, Waymo solamente contó con los votos del 1% de los participantes, algo que llama más todavía la atención que el apoyo que ha tenido Tesla. ¿A qué se debe este dato alarmante para la filial de Alphabet? Sin lugar a dudas, el factor reputacional es clave en este sentido.

Por qué Waymo apenas se relaciona con la movilidad alternativa

Hasta hace unos pocos años, pese a ser una compañía con más de 10 años de historia, apenas se había tenido conocimiento de ella. Esta firma, subsidiaria de Alphabet, es una de las más importantes en este sector, ya que solamente está específicamente relacionada con la conducción autónoma.

Waymo podría lanzar su propio sistema de transporte autónomo en los próximos meses en Estados Unidos. Ars Technica

De hecho, sus volúmenes de adquisición de miles de unidades del Chrysler Pacifica Hybrid y del Jaguar I-Pace son el mejor ejemplo de lo avanzado del proyecto. Siguiendo en este sentido, la compañía podría lanzar este mismo año su propio servicio de transporte autónomo, el cual se convertiría en el primero operativo en el mundo bajo este concepto.

Waymo no ha explotado su marca en relación con la conducción autónoma

Ahora bien, entonces, ¿por qué solamente ha obtenido en torno al 1% de los votos cuando se supone que dispone de un programa en su fase final de desarrollo? Para encontrar la respuesta hay que acudir a la asociación. Tesla está haciendo un ingente esfuerzo en materia de promoción de la tecnología que incorporan sus vehículos, mientras que Waymo solo centra su esfuerzo en la mejora.

Esto nos hace pensar que, una vez se lance al mercado el sistema proyectado por Alphabet, sea vendido/cedido a los demás fabricantes, embolsándose así con un retorno de las inversiones realizadas. La firma de Palo Alto, por el contrario, no persigue esta estrategia, ya que el objetivo es hacer todavía más atractivo el mercado eléctrico con este tipo de tecnologías.