Que The Legend of Zelda: Breath of the Wild es un juegazo nadie puede negarlo y, después de arrasar en los Game of the Year Awards de 2017 y en otros premios anuales, logró hacerse con el título de mejor juego de la historia según la revista EDGE. El título estrella de la Nintendo Switch es, quizás, el juego más icónico de esta generación de consolas como demuestran las alabanzas de los críticos, jugones e industria.

Breath of the Wild se lleva el Game of the Year en los DICE Awards

La última entrega de la legendaria saga de aventuras de Nintendo ha roto los moldes de toda una serie de títulos que llevaban siguiendo la estela del genial Ocarina of Time, pero sin recuperar esa magia de lo que se siente como algo innovador y diferente. Breath of the Wild ha sabido mezclar sus componentes más icónicos con las nuevas tendencias el los juegos RPG de aventuras, dotándolo de una mayor libertad y una acción más intensa.

Una de las claves del éxito de Breath of the Wild es la de tener total libertad para explorar su mundo. Sheikav

Una ráfaga salvaje que sigue cosechando éxitos

Breath of the Wild es, sin duda, el ojito derecho de Nintendo y eso se nota en el gran esfuerzo que han puesto desde la compañía para dar a la saga un título de grandiosa calidad y salir del ahogo de los últimos títulos para GameCube, Wii y Wii U. A pesar de que Twilight Princess fue todo un éxito de ventas (aunque Breath of the Wild está a punto de superarlo), no llegó nunca a conectar con los gamers como lo hicieron Ocarina of Time o A Link to the Past.

Unos premios que son más que merecidos

Pero Breath of the Wild sí ha conseguido volver a conectar con los fans y con la crítica que lo considera el nuevo título a tener en cuenta a la hora de desarrollar un videojuego de aventuras. Y así también lo creen en los DICE Awards de 2018, que le han otorgado el máximo galardón posible, lo han nombrado Game of the Year.

El nuevo título de Zelda se ha llevado a casa cuatro de los galardones más importantes de la ceremonia: Juego del Año, Premio a la Mejor Dirección, Premio al Mejor Diseño de Juego y Juego de Aventuras del Año. Breath of the Wild no se ha hecho con el oro en todas las categorías, pero sus cuatro galardones son de los más importantes y con mayor impacto dentro de la entrega de premios.

A continuación te detallamos todos los galardones entregados en la ceremonia. Entre la competencia del título de Nintendo destacan los premios conseguidos por Horizon: Zero Dawn y Cuphead, que con su calidad han conseguido enamorar a la industria.

  • Juego del Año: The Legend of Zelda: Breath of the Wild

  • Mejor Dirección: The Legend of Zelda: Breath of the Wild

  • Mejor Diseño de Juego: The Legend of Zelda: Breath of the Wild

  • Mejor Experiencia de Realidad Virtual: Lone Echo/Echo Arena

  • Mejor Juego Móvil del Año: Fire Emblem Heroes

  • Mejor Juego para Portátiles del Año: Metroid: Samus Returns

  • D.I.C.E. Sprite Award: Snipperclips

  • Mejor Multijugador Online: PlayerUnknown’s Battlegrounds

  • Mejor Juego de Estrategia/Simulación del Año: Mario + Rabbids Kingdom Battle

  • Mejor Juego de Deportes del Año: FIFA 18

  • Mejor Juego de Rol del Año: NierR: Automata

  • Mejor Juego de Carreras del Año: Mario Kart 8 Deluxe

  • Mejor Juego de Lucha del Año: Injustice 2

  • Mejor Juego Familiar del Año: Snipperclips

  • Mejor Juego de Aventuras del Año: The Legend of Zelda: Breath of the Wild

  • Mejor Juego de Acción del Año: PlayerUnknown’s Battlegrounds

  • Mejor Tecnología: Horizon: Zero Dawn

  • Mejor Historia: Horizon: Zero Dawn

  • Mejor Sonido: Super Mario Odyssey

  • Mejor Banda Sonora: Cuphead

  • Mejor Creación de Personaje: Senua en Hellblade: Senua’s Sacrifice

  • Mejor Dirección Artística: Cuphead

  • Mejor Animación: Cuphead

Un juego que ha hecho historia

Breath of the Wild ha hecho historia en el mundo de los videojuegos, sea por su calidad, sea por su influencia, por la sensación de libertad que genera o por la multitud de premios que ha recibido en tan poco tiempo. Es difícil pensar en otro juego de los últimos tiempos que haya tenido un alcance similar a este, y ni tan siquiera el increíble Super Mario Odyssey ha logrado hacerle sombra. Ahora sólo podemos pensar, ¿qué nos deparará el futuro de The Legend of Zelda?