Antes de que PUBG y Fortnite irrumpieran en la escena de los videojuegos con una fuerza descomunal, ya existía un Battle Royale de cierta fama llamado H1Z1. Pero en esta industria no basta con ser el primero, hay que ser el mejor.

Está claro, H1Z1 quiere hacerse con una parte del mercado de los Battle Royale

Es por esto que los chicos de Daybreak Game Company quieren aprovechar la plataforma de Sony para aventajar a la competencia más directa, PUBG, en la Xbox One, a pesar de que la mayor parte del pastel se lo esté llevando Fortnite que ha logrado conquistar a un gran número de jugadores con su estilo más desenfadado. Pero, ¿conseguirá H1Z1 hacerse con el liderato de la batalla o es llega demasiado tarde?

De tu PC a tu PS4 en sólo un suspiro

El 22 de mayo de 2018 es la fecha escogida para el estreno de H1Z1 en la PS4, por lo que ya no será un juego exclusivo para PC. Además, los desarrolladores han prometido características únicas para la plataforma de Sony. Entre estos cambios se encuentra un nuevo sistema de control completamente adaptado al DualShock 4, un menú radial para el inventario y una interfaz de usuario y un sistema de "looteo" simplificados.

En su versión de consola, H1Z1 no contará con el sistema de creación de equipamiento especial resultante al combinar ciertos objetos con ciertos materiales, y que es un elemento central en su versión para PC. Esto, según Daybreak, permitirá que los usuarios no desvíen su atención de las batallas, centrando más el juego en la acción.

Al igual que sucede en Fortnite y PUBG, este título contará con la típica zona segura que se irá reduciendo a medida que avanza el juego. los jugadores se verán obligados a cambiar de zona gracias a un gas letal que se irá expandiendo por el mapeado. En este caso, los desarrolladores han modificado el comportamiento de este elemento táctico para mantener a los usuarios en movimiento, aunque no se han dado detalles de cómo funcionará realmente.

También habrá cambios en el looteo de diversos suministros relevantes. Las batallas serán la forma principal de hacerse con armas y equipación de alto nivel, que también podrán aparecer aleatoriamente en cajas que caerán desde el cielo. Existen numerosas novedades armamentísticas que llegarán a PS4 como las KH43, Merodeadora, Pistola de Combate, CNQ-09, Rifle Scout, y MK46.

En lo que concierne a sus características técnicas, H1Z1 estará optimizado para el hardware de la PS4 Pro, aunque sólo se sabe que correrá a 60 fps en esta plataforma.

Te encantará saber que H1Z1 se estrenará en la PS4 como free-to-play, por lo que no te costará ni un duro. Sin embargo, desde hoy hasta el 22 de mayo, podrás reservar un pack que incluye add-ons puramente cosméticos y un tema dinámico para la consola por 39,99 euros, o por 31,99 euros si eres miembro de PlayStation Plus.

Distinto corazón, misma cara

A pesar de que a partir del 22 de mayo H1Z1 contará con dos versiones diferentes en el mercado, no está aún claro que el interés de los jugones vaya a ser suficientemente intenso como para asegurarle un puesto en la guerra por el Battle Royale definitivo. Si atendemos a su versión para PC, H1Z1 no ofrece nada realmente novedoso o impactante que ya no tengan Fortnite o PUBG y, además, cuenta con la desventaja de llevar demasiado tiempo sin salir al mercado.

¿Te suena de algo esta imagen? Su similitud con PUBG es, quizás, demasiado fuerte. Área Jugones

Contrariamente a lo que sucede en los títulos Battle Royale de la competencia, los escenarios y mapas de H1Z1 son bastante deprimentes, con poca vegetación o elementos que configuren un entorno más creíble, más realista. La variedad no es el punto fuerte de este título, que también flaquea en el arsenal que ofrece a los usuarios, ofreciendo pocas o nulas posibilidades de modificación.

Parece que los chicos de Daybreak han querido simplificar a tope la mecánica de juego, que no cuenta con funciones extra como acontece en Fortnite o PUBG. Cierto es que las batallas son intensas y divertidas, y la idea de ganar a más de 100 personas entusiasma, pero el gameplay poco coherente del título y la parca variedad de mapeado y armas hacen que uno pierda el interés por jugarlo o rejugarlo muy rápidamente.

¿Demasiado tarde para ser tan temprano?

Quizás uno de los fallos garrafales de H1Z1 haya sido esperar tanto a estrenar un juego que ya lleva tiempo en el horno. Aunque haya sido, en cierta forma, el primero en poner en boca de todos los títulos Battle Royale de los que no muchos habían oído hablar, no es el que mejor define el género ni el más divertido a la hora de jugar.

H1Z1 es un tanto decepcionante, considerando la competencia

Esto se convierte en un hándicap, sin lugar a dudas, pues la falta de variedad en numerosos apartados lo convierten en un juego bastante repetitivo y predecible que no logra implicar al jugador. De todas formas, aún es posible que con futuras actualizaciones y algún que otro elemento sorpresa consiga levantar cabeza. Veremos si realmente H1Z1 ha llegado demasiado tarde a su propia fiesta.