El de 25 de mayo de 2018 para ser exactos llegará lo nuevo de Quantic Dream, Detroit: Become Human. Como viene siendo habitual, el estudio francés creador de obras maestras como Heavy Rain o Beyond: Two Souls llevará su título en exclusiva para PS4 y PS4 Pro. Por lo que si eres un fan de sus creaciones, tendrás que comprarte una de las consolas de Sony.

Un juego que llamará a tus emociones desde lo no-biológico

En este nuevo título, Quantic Dream, ha decidido explorar una distopía en futuro próximo plausible en el que tres androides que habían sido designados para obedecer comienzan a sentir emociones. Esta es, quizás, su obra más ambiciosa de todas, tanto en lo técnico como en lo narrativo, ya que su arco argumental promete ser bastante complejo y poliédrico.

(Subtítulos disponibles en español)

Un Blade Runner muy especial, e interactivo

Al igual que sucede en una de las obras maestras de la ciencia-ficción, Blade Runner, los tres androides protagonistas de Detroit: Become Human viven la agresividad de la sociedad que los persigue. Así, ellos mismos han de decidir quienes quieren ser realmente, a pesar de que no les está permitido ni siquiera soñar con la libertad.

¿Es más humano un humano por ser humano?

En el juego, podrás manejar a tres personajes-androide muy diferentes entre sí. Connor es un prototipo que ha sido desarrollado para ayudar a investigadores humanos a resolver casos relacionados con androides. Kara decide huir con una niña luego de que las dos deseen ser libres y, finalmente, Markus será el líder de la revolución androide.

¿Qué futuro les espera realmente? Pues el que tú elijas con las decisiones que vayas tomando a lo largo de esta aventura, que no impactarán solamente en las historias de estos tres personajes, sino también en el mundo que los rodea, en la gente con la que conviven en su día a día. Detroit: Become Human es un juego que te da muchas opciones y eso se nota.

Este nuevo título de Quantic Dream será un poco diferente a los anteriores en cuanto a su mecánica de decisiones. Esto se debe a que estas tendrán mucho más peso que antes, haciendo que puedas llegar a perderte escenas completas del juego según lo que decidas hacer. Y la muerte volverá a planear sobre tu destino, cualquiera de los tres personajes puede llegar a morir en el discurso de juego, por lo que tendrás que tener sumo cuidado con tus acciones.

Cada una de tus decisiones importará, y mucho

La ambición de Detroit: Become Human radica en que cada una de sus historias ha sido planificada para no ser lineal, esto es, que cada uno de los caminos que tome tenga una consecuencia real y afecte a todo el argumento, haciendo que cualquier decisión que tomes, por pequeña que pueda parecerte, sea extremadamente importante.

Usa todos tus sentidos, pon tu alma y tu corazón en ello, haz caso de tu intuición, o deja que el azar te guíe si lo prefieres, pero sé consciente de que a través de lo que elijas, las historias de estos tres androides terminarán por ser la tuya propia. Tú serás el encargado de conducir sus vidas y de vivir sus emociones, por lo que es importante que llegues a conectar con el juego.

Para esto Quantic Dream te propone una serie de temáticas actuales como la Inteligencia Artificial, o la del papel que ocupa la tecnología en nuestras vidas diarias. ¿Son máquinas las que "sirven" nuestros propósitos? ¿No han de tener derechos a sentir y a expresarse? ¿Qué es ser humano, realmente?

Este es un juego con una historia y unos gráficos muy potentes

Sobra decir que no sólo serán las complejas narrativas e historias no lineales el centro de la atención en Detroit: Become Human, sus desarrolladores han invertido mucho tiempo en crear una tecnología gráfica que ponga al límite la capacidad de las PS4. Las expresiones y movimientos de los personajes han sido capturadas al completo, las texturas y los detalles son más realistas que nunca, por lo que la calidad gráfica será otro de los bombazos de este juego.

¿A qué sabe la lluvia en una lengua de metal?

Aunque es posible que el efecto corrosivo del agua sobre la mayoría de metales resulte en un "sabor a óxido", no es algo que podamos tener del todo claro, porque quedaría plantearse si esa lengua metálica tiene papilas gustativas o si tan siquiera las necesita.

Adéntrate en la frontera hacia lo desconocido

Por lo tanto, un título como Detroit: Become Human no busca obtener una respuesta a planteamientos tan concretos, sino ofrecernos un viaje a través de nuestros propios sentimientos y emociones cuando entramos en contacto con la frontera entre lo humano y lo no-humano.

Quizás nunca podamos hablar por lo que siente el otro, pues ese otro nunca tendrá la misma voz que nosotros, por mucho que nos empeñemos en gritar su "verdad", o nuestra idea de lo que es su Verdad. Sea como fuere, aún no existen mariposas metálicas que consuman néctar, ni tortugas biónicas que surquen los cielos, pero quizás podrían hacerlo en un futuro. Y justo en ese momento será cuando nos preguntemos, ¿con qué sueñan los androides?