Después del éxito obtenido con su Breath of the Wild, es normal que Nintendo quiera volver a replicar su éxito con un nuevo título para una de las sagas de videojuegos más importantes de la historia. Y parece que ya se ha puesto manos a la obra, según indican medios como Siliconera, y está buscando diseñadores de nivel con experiencia.

¿Cómo será el próximo gran The Legend of Zelda?

En concreto, Nintendo está buscando diseñadores que sepan hacer más que crear niveles impresionantes, pues se requiere también el saber hacer eventos, mazmorras, escenarios y, por supuesto, implementaciones de los componentes del juego (personajes, enemigos, etc.) en cada uno de esos lugares. Después de todo, un juego no es nada si no se tiene en cuenta el factor jugabilidad, y para eso __son muy necesarios personajes únicos y memorables.

¿Rompedor o continuista?

Personalmente a mí me encanta la noticia que Nintendo ya se haya puesto manos a la obra con el nuevo Zelda, por lo que ahora que ya se sabe que Nintendo tiene en mente crear un nuevo juego para una de sus sagas estrella sólo queda preguntarse: ¿será un título tan rompedor como Breath of the Wild o continuará con la nueva línea que esta entrega ha creado?

A pesar de que mi confianza con Nintendo nunca ha sufrido ningún bache, se me antoja difícil que vuelvan a crear algo que tenga un impacto tan enorme en la saga. Aunque es muy probable que, visto lo visto, la Gran N sea capaz de desarrollar algo que aproveche el espacio creado en su serie para dar forma a un nuevo título que ofrezca unas mecánicas de juego y una historia que nos deje con la boca abierta. Y es que no sería ya la primera vez que lo consigue.

¿Logrará Nintendo impresionar al mundo con su nuevo The Legend of Zelda? Deviantart

Mundo abierto, seguro

Una de las cosas que se desprende de la oferta de trabajo de Nintendo es la necesidad de encontrar a un diseñador de niveles que sea capaz de implementar eventos en el entorno, por lo que cabe esperar que el siguiente juego de Zelda siga manteniendo un mundo abierto increíblemente vistoso. De hecho, esta característica es uno de los puntos fuertes y que más ha gustado de Breath of the Wild a jugadores y críticos, por lo que sería raro que los nipones decidan no mantener esta "novedad".

Y es que desde juegos como The Elder Scrolls V: Skyrim, es cada vez más complicado ver títulos de rol-aventura que no tengan un mundo abierto con montones de cosas que hacer y descubrir. Después de todo, lo que un jugador busca en este tipo de videojuegos es mantener viva esa llama por la exploración, con detalles, pruebas, misiones y retos que lo sorprendan.

Una historia por contar

Quizás uno de los puntos en los que el nuevo The Legend of Zelda pueda alejarse de su predecesor, Breath of the Wild, sea el argumento. Como ha ocurrido a lo largo de la serie, cada nueva entrega posibilita la creación de un nuevo microcosmos dentro de la historia de Hyrule, haciendo que cada título tenga un sabor diferente y único que lo diferencia del resto. Esta iteración en desarrollo no será la excepción que confirme la regla, así que es casi seguro de que no tendremos un refrito de líneas argumentales ya visitadas.

Sería muy interesante ver cómo Nintendo comienza a dar más peso en The Legend of Zelda a la propia Princesa Zelda, que parece haberse quedado relegada a una posición de personaje demasiado secundario, después de todo el título de la saga lleva su nombre y no el de Link. ¿Veremos a Zelda como dueña de su propio destino en esta nueva entrega?

¿Conseguirá Zelda ser por fin protagonista de su propia leyenda? Dresden Codak

Una leyenda en el horno

Puede ser que Nintendo esté buscando diseñadores de nivel con experiencia para trabajar en su nuevo The Legend of Zelda, lo que indica que un nuevo juego de la saga ya está en camino. Y aunque esta noticia es suficiente para querer tirar cohetes, no lo es tanto el saber que la nueva entrega podría estar aún a muchos años luz de llegar a consola. Esperemos que, al menos, podamos disfrutar de otro Zelda antes de que la Nintendo Switch llegue al final de su ciclo vital.

Pero siempre puede que el nuevo juego no llegue hasta la próxima generación de consolas, y nos tengamos que conformar por revisitar y rejugar Breath of the Wild hasta la saciedad. Lo ideal sería que no fuera así, pero como es habitual. "las cosas de palacio, van despacio" y Nintendo no suele apurar la salida de sus IPs más importantes. Y tú, ¿qué esperas del nuevo Zelda en el que ya está trabajando Nintendo?